Hace aproximadamente un año que Anabel Pantoja y Susana Molina sufrieron un robo en el piso que compartían en Madrid. Fue justamente el día en el que la sobrina de Isabel Pantoja cumplía los 33 años y tras celebrar una fiesta, llegó a casa y se encontró con la vivienda completamente desvalijada, lo que hizo que terminara en comisaria. Son contadas las ocasiones en las que tanto Anabel como Susana no han querido hablar del terrible episodio que vivieron y el susto al que se enfrentaron. Ahora, la murciana relata todos los detalles de aquel fatídico día. 

Susana Molina no quería contar que vivía con Anabel Pantoja

La murciana ha querido contar cómo ha sido su año en Madrid: «Yo me vine a vivir hace un año. Antes ya viví, pero a las afueras y no me gustó. La casa era más grande con piscina y gimnasio, pero no me gustó para nada. Me gusta vivir en Madrid, Madrid… en el centro. Yo soy cero casera y me gusta vivir en la calle, por lo que no me compensa», cuenta. Susana ha querido contar cómo fue la idea de irse a vivir con Anabel Pantoja el año pasado: «Yo hago la mudanza de Sevilla a Madrid y me vengo a un piso en el que está Anabel con un amigo. Yo no deshago las cosas porque era algo temporal. Yo quería buscar piso de manera pausada, encontrar mi piso ideal. Y una noche de repente nos robaron. Practicamente me lo robaron todo a mí», ha comenzado explicando Susana.

«Anabel lo contó, pero no se podía contar, bueno no se quería contar, de que yo estaba ahí con ella porque fue el proceso de que yo acababa de llegar de ‘La isla de las tentaciones’ pero todavía no se había emitido», ha dicho. «Todo el mundo sabía que no estaba con Gonzalo, pero yo no lo quería contar. Si yo hubiera dicho que estaba con Anabel y que nos había robado hubiera sido muy evidente«, ha explicado la murciana.

La murciana revela todos los detalles del robo

«Una noche de verano fuimos a cenar, era el cumpleaños de Anabel, y cuando volvimos pues nos encontramos una sorpresita«, ha anunciado Susana antes de dar paso a todos los detalles del robo. «Llegamos y la puerta estaba cerrada. Normal. No habían forzado la puerta. Entramos y mi habitación estaba… no os podéis ni imaginar. Todo destrozado. Le había comprado unos regalos a Anabel e incluso me abrieron los regalos», ha contado.

«Me acuerdo perfectamente que llegamos Anabel y yo. Nos miramos y no sabíamos como reaccionar. Ella me dijo «yo pensé que como eras tan desordenada». Yo soy desordenada pero hasta este nivel que parece que ha pasado…. Y me dio un ataque de risa, pero de risa nerviosa», ha seguido contado la que fuera ganadora de ‘Gran Hermano’. «Me robaron el ordenador, el Ipad, un móvil… me dejaron seca y me robaron todo. Fuimos a denunciar y todo pero yo ya no estaba cómoda en esa casa», ha explicado Susana.

1No encontraron a los ladrones

«En cuanto al robo vino la Policía y llenó toda la casa del polvito este negro de huellas. Han tocado todo, fueron a la cocina y cogieron agua… la Policía lo llenó todo pero no sirvió de nada porque tiene que ser en unas superficies concretas», ha contado sobre el robo.

2Anabel Pantoja creía que era un asesino en serie

«Ahora me río, pero lo pasamos súper mal porque en el momento del robo cuando nos pusimos a recoger todas nuestras cosas encontramos unas monedas de otro país y Anabel pensaba que era un tipo de asesino en serie… Imaginaros el percal», ha desvelado Susana Molina. Y ha confesado que «al final eran las monedas del otro chico».

 

 

 

3El miedo de la murciana

La murciana ha confesado que tras ese episodio «tenía mucho miedo» al quedarse en el piso. «Esto pasó un viernes y yo el lunes vi este piso y dije «me voy». Practicamente porque era un séptimo y aquí no podían entrar», ha contado. «Yo estaba obsesionada con no quiero estar sola en ese piso y entonces me cogí este, pero lo hice sin pensar», ha asegurado.

 

 

4Buscando piso nuevo

Susana Molina está compartiendo con todos sus seguidores la idea de buscar un nuevo piso al que mudarse, después de que Anabel se marchara a vivir con su novio, Omar Sánchez. Ha asegurado que es un tema que le está dando bastantes quebraderos de cabeza y que ya le tiene bastante harta.

5Su frustración

«No tengo piso, no encuentro piso. Además me está dando muchos problemas. En la cuarentena no he podido ver pisos porque por el Estado de Alarma no se podían visitar por no tener contacto con la gente. También muchos están ocupados y si no puede ver a su familia, mucho menos a ti», ha comenzado diciendo.

 

6Los problemas a los que se enfrenta

«A todo esto se le suma que muchos pisos no alquilan para un año. Es una movida porque no quieren alquilarlo más de un año porque tienen expectativas de alquilarlo como apartamento turístico».

7Un quebradero de cabeza

Otro de los problemas a los que se enfrentan es que Susana Molina es autónoma  y asegura que la ven como «un alienígena, que hay que tener lejos y no lo quieres en tu casa». Pero todavía hay más, «te preguntan donde trabajas y le dices que a las redes sociales y empiezan a ponerte caras raras. Automáticamente te dicen que no», señala.

 

8Quiere hacer un house tour de su casa

Susana Molina ha revelado que este año ha sido un caos para ella: «Muchos me pedís que haga un house-tour. Mi casa me gusta, pero hay varios motivos por el que no enseño la casa. Uno porque no vivo sola. Antes vivía con Anabel y ahora está mi hermano aquí y por un tema de privacidad no me parece bien. Luego porque me haría muchísima ilusión hacer un house tour con mis cosas. Con todo como a mí me gusto».

 

9El motivo de cambiar de piso

Uno de los motivos por los que Susana quiere marcharse de este piso es porque «se me ha quedado un poco pequeño y hay cosas que no me gustan. Entonces esta vez pensaba que era la vez que iba a buscar piso más tranquilamente y que iba a encontrar el piso de mis sueños y de repente pandemia».

10No ha tenido suerte a la hora de buscar piso

«La historia del robo os la cuento para que entendáis mi frustración a la hora de encontrar piso porque las dos veces que he venido no he podido buscar piso con calma», ha confesado.