Buenoooo… Ayer fue un día grande: mucho estreno, mucho color y algunos detalles originales. Aunque a mí el look de Uterqüe me gustó bastante, leo que entre vosotros no ha calado en absoluto, y salvo ciertas excepciones, abundan las críticas negativas… Como siempre digo, en eso consiste nuestro juego. Y esta introducción viene a cuento porque la reaparición de Letizia tras el subidón me ha hecho bajar de la nube y volver a la realidad… de lo mismo de siempre.

Letizia

Evidentemente, el acto de hoy no es tan vistoso como el de la Cruz Roja. Ayer lucía un maravilloso sol en Madrid y estábamos en exteriores. Había gente diversa, situaciones divertidas, la Reina recaudando fondos con la hucha…

Hoy ha tocado una reunión de trabajo con el Patronato Internacional de la Fundación Amigos del Museo del Prado, y no es lo mismo. De cara a nuestro negociado, Letizia podía haberlo arreglado animando su visita con otro look para comentar, para bien, para mal o regular. Pero no.

Letizia

Nos encontramos con un estilismo repetido de Felipe Varela. Nos lo sabemos de memoria: el que estrenó durante su viaje oficial a México el verano de 2015. Entonces suscitó grandes elogios. Sin ser sorprendente ni salirse de los márgenes del diseñador, al fin y al cabo es una blusa de tirilla con una falda tubo, resulta elegante y femenino. El color vino, o marsala o burdeos, sigue estando en boga. Letizia estaba, y está muy guapa.

Letizia en Mexico
La Reina, el día del estreno de este modelo de Varela, en México, julio de 2015. Llevaba, además, una cartera de flores de Uterqüe y sandalias de tiras de Magrit.

Letizia

Después de aquel día se ha vuelto a poner el conjunto un par de veces más. Y es lo que pasa. Que lo que al principio nos gusta tanto, a base de revisitarlo lo echamos al saco de los rollos. ¡Qué ingratos somos! Para no ser incoherentes, diremos que continúa siendo bonito, y a mí solo me queda compararlo y observar los cambios que ha hecho y si nos convence más o menos.

Letizia

La variación está en los complementos: Letizia ha lucido la (famosísima y odiada) cartera de charol rosa nude de Felipe Varela, los zapatos en degradé de Lodi y sus pendientes Kraz de Coolook, de piedra intercambiable, que como es lógico se ha colgado la de color fresa para no desentonar. El resto es territorio árido: no hay más joyas, ni manicuras…

Letizia

¿Qué os parece? ¿Mejor de esta manera o en su estreno? Yo creo que me quedo con el estilismo mexicano, salvo por el peinado, que prefiero suelto en este caso. La cartera de Varela me mata, y es el mayor inconveniente a este look, por otro lado perfectamente adecuado.

En fin, chicas y chicos, este era el último acto oficial en la agenda de la Reina por esta semana, así que os paso el testigo hasta dentro de muy poco…

¡Saludos, besos y abrazos!

Letizia
Os dejo con un gesto soñador de Letizia… (FOTOS: RAFAEL LÓPEZ).