El paso de Mila Ximénez por ‘Gran Hermano VIP’ está siendo duramente criticado no solo por algunos de sus fans, también por sus compañeros de ‘Sálvame’ que ven desde sus casas cada una de las galas. La que está siendo especialmente dura con su amiga es Belén Esteban, que no puede evitar opinar sobre todos los pasos que está dando Mila en el concurso. De hecho, siempre que cree que no lo está haciendo bien, lo dice, a sabiendas de que cuando salga tendrá una conversación con su amiga.

Lo que no se esperaba la ‘princesa del pueblo’ es que ella ha sido una de las protagonistas de las conversaciones que Mila ha sacado en la casa de Guadalix. Y es que son muchas las horas las que pasan encerrados, por lo que terminan hablando no solo de las polémicas que surgen entre ellos, también de personas de fuera.

Belén Esteban ha sido la última persona del exterior que ha salido en una de las conversaciones. Mila Ximénez ha comentado las ganas que tiene su amiga de convertirse en madre otra vez, asegurando que ella y Miguel Marcos ya se encuentran en ello. Hasta aquí todo bien, pero la conversación continuó y terminó por convertir a Andrea Janeiro en protagonista de la gran ilusión de su madre.

Y es que según apunta Mila, la joven no quiere que su madre se quede embarazada: «Andrea no quiere, pero yo creo que al final lo tendrá». Esta declaración no sentará nada bien a Belén Esteban, que siempre ha comentado con sus compañeros que su hija nunca ha querido pertenecer a este mundo, por lo que podría haber sido tomado por Belén como una traición. ¿Veremos alguna reacción pública por parte de la ‘princesa del pueblo’?