Rocío Carrasco y la hija de Manolo Escobar, Vanessa García, se han confesado en ‘Lazos de Sangre’ sobre el enfrentamiento que tuvieron cuando eran niñas.


Este miércoles ‘Lazos de Sangre’ ha hecho un repaso por la vida de otro rostro conocido. En esta ocasión, el espacio de TVE ha profundizado en la vida de Manolo Escobar y, por supuesto, en el debate han contado con famosos que le conocieron de cerca. Entre ellos, su hija, Vanessa García, quien desde plató ha desvelado detalles inéditos de su vida. Al comienzo del programa Boris Izaguirre ha presentado a los invitados y colaboradores del mismo y en el plantel contaba con Rocío Carrasco a la que ella estuvo muy unida cuando eran pequeñas.

«Compartíamos cumpleaños, comuniones», ha comenzado diciendo la hija de Rocío Carrasco. Precisamente en una de estas fiestas en las que ambas coincidieron hubo un regalo que las enfrentó y que, a pesar de que Vanessa ni siquiera recordaba esta disputa, sucedió. Ha sido la hija de Rocío Jurado la encargada de contar todos los datos sobre esta pelea sin importancia y entre carcajadas. «Mis padres me regalaron un cocker y ella por narices se quería llevar el cocker», ha comentado Rocío. Ante estas palabras la hija del artista se mostraba sorprendida, pero quería conocer más sobre esta historia que a día de hoy es una simple anécdota. «Era un cocker negro y ella se lo quería llevar», ha explicado Rocío Carrasco. Un instante que ha hecho reír a los presentes mientras Rocío Carrasco y Vanessa recordaban parte de su vida.

Tras estas declaraciones Rocío Carrasco ha explicado qué significó para su madre Manolo Escobar. Estaban muy unidos y tenían una estrecha amistad que Rocío Jurado siempre atribuyó a que él era «muy buena persona y todo bondad». Cualidades que han destacado todos los tertulianos que estaban en el debate por parte de los dos y es que más allá del escenario ambos granjearon una excelente relación que con los años mantuvieron.

La infancia de Vanessa

No ha sido la única información que se ha comentado sobre los primeros años de Vanessa junto a sus progenitores. Si bien la hija de Manolo Escobar ha comentado que su educación fue muy natural, aunque fuera hija de un artista, no puede negar que su vida estuvo marcada por la carrera de su padre. «No tenía intención de alardear de que era mi padre, aunque tampoco lo ocultaba», explicaba la primogénita de este cantante que se hizo a sí mismo. Cantó junto a su progenitor con tan solo cuatro años y padre e hija estuvieron muy unidos hasta cuando él falleció.

Prueba de esta férrea unión todos los momentos en los que el cantante demostró a su hija todo lo que la quería. Una vez que se puso de parto él y su mujer no se lo pensaron ni un instante e hicieron las maletas para en plena noche plantarse desde Benidorm hasta Madrid con el fin de acompañar a su hija para dar la bienvenida a su hijo. «Se hicieron cuatro horas de coche y gracias a que él era quien era le dejaron entrar en el paritorio», relató su hija Vanessa con admiración. Gesto que ha permanecido en su memoria como una señal de amor con la que sus progenitores le brindaron su apoyo.

Las bonitas palabras de la hija de Manolo Escobar

«Mi padre es la mejor persona que yo he conocido en mi vida», ha deslizado en el citado documental Vanessa. Ella fue quien se puso frente a las cámaras y le hizo una de las preguntas más difíciles a las que tuvo que enfrentarse en un plató y esta no era otra que si tuviera que renunciar a su trabajo para pasar más tiempo con su familia lo haría. Entonces, se lo pensó, tragó saliva y espetó que si tuviera que elegir tendría clara su elección, pasar tiempo con los suyos.

Su adopción en su momento cobró un gran protagonismo en la crónica social, no obstante, Vanessa tiene claro que sus padres fueron tan solo Ana y Manolo y que, por su parte, no tiene ninguna intención de conocer a sus padres biológicos. Ni la ha tenido en el pasado, ni tampoco la tiene ahora.