Una boda en el vestidor, en vaqueros y zapatillas

Al día siguiente de recibir David los papeles de su divorcio llamaron a un notario para pedir que les casara al día siguiente. «No quería esperar» -dice Crisitina- «y eso hizo que no hiciéramos nada especial».

El beso de Cristina y David un día después de anunciar su boda
El beso de Cristina y David un día después de anunciar su boda

La atípica boda se celebró en el vestidor de la casa de la pareja en Vallecas, entre lágrimas y mucha emoción. Cristina y David llevaban las mismas zapatillas de correr, vaqueros y camiseta. Lo único especial que llevaba la presentadora era un collar de su abuela.

Anillos y brindis

Los novios se intercambiaron anillos de oro negro, después de dieron un gran beso y firmaron su unión con unos lápices XL. El brindis fue breve «sólo nos mojamos los labios porque era muy temprano».

Un banquete de bodas sin novio

Después de la ceremonia David se tuvo que ir a atrabajar así que Cristina celebró un atípico banquete de bodas sin novio y acompañada de sus padres. El menú tampoco es que fuera muy de celebración: ensalada de pollo «yun bizcocho de chocolate que hizo mi prima»

«Se que no es la boda soñada por las niñas»- dice la presentadora-«pero ya habrá tiempo de celebrarlo. Lo importante es ser feliz  y yo desde que le conozco soy muy feliz»

Luna de miel trabajando en la India

Después de la boda, la pareja partió rumbo a la India, pero no de Luna de Miel sino que se trata de un viaje de trabajo del chef «Ojalá que podamos sacar tiempo para una luna de mielo pero tampoco me importa mucho. Yo con David ya vivo en una luna de miel continua» afirma enamoradísima la presentadora.

pedroche-muñoz
Cristina y David, ya marido y mujer, se encuentran ahora en la India en un viaje de trabajo del chef

 

El broche a una relación apasionada

Cristina Pedroche y el chef David Muñoz se conocieron hace un año y no fue hasta principios de este año cuando dieron a conocer su relación. Desde entonces la pareja ha sido un «no parar» de muestras de amor, cariño…Cristina siempre manifestó su intención de casarse con David y al final su sueño se ha hecho realidad y además en la boda que ella quería: en vaqueros y zapatillas. Al poco de conocerse, ya se fueron a vivir juntos y recientemente se compraron un piso en Vallecas, muy cerca de los padres de ella, a los que está muy unida.