Cristina Pedroche hizo récord de audiencia y superó a todas las cadenas el día de las Campanadas. Los datos hablaban por sí solos, pues la audiencia la convirtió en la reina indiscutible de la noche. Feliz por el reto conseguido, lo cierto es que para la presentadora no está siendo fácil lidiar con las críticas. Su atuendo no fue entendido por una parte de espectadores que posteriormente han estallado contra ella, lo que ha provocado desazón en la comunicadora. A pesar de que ella tenía mucha ilusión y lo dio todo durante el directo en Antena 3, ahora necesita tomar distancia para gestionarlo. «Aunque no lo parezca, están siendo días difíciles. Intento mantenerme un poco al margen y no leer nada, siempre hay comentarios o gestos que me llegan y que me hacen sentir mal. Mal no, muy mal», ha escrito la estrella de esa noche.

Instagram
Instagram

Pedroche estaba pletórica y, por supuesto, orgullosa del outfit que Josie y su equipo habían elegido con tanto mimo para ella. Dejó boquiabierta al público, no obstante, no fue hasta horas después cuando supo todo lo que se había dicho de ella en redes sociales. «Creo que se me notaba que estaba feliz, espléndida, de verdad parecía que había vuelto a nacer. Me sentí más guapa que nunca, con una energía arrolladora, segura de mí misma, orgullosa de lo que estaba pasando y muy feliz por poder lucir un diseño de 1991 de Manuel Piña», ha explicado Pedroche. A pesar de que durante el directo tocó el cielo con las manos, solo unas horas después su ilusión se desplomó. Por ello, ha pedido comprensión y, sobre todo, que aquellos que quieren verter su odio contra ella lo hagan desde el respeto. «Ahora mismo me apetece estar unos días tranquila. Quizás es por el cúmulo de cansancio y también de insultos y malas palabras o de otras cosas, cuando sé que algunos me felicitan cuando sé que muchos no se alegran de verdad», añade Cristina.

Estas palabras no han caído en saco roto y han sido muchos los rostros conocidos que le han querido brindar su apoyo. Entre otros, Sara Sálamo, que le dice «eres una mujer trabajadora, simpática y un cañón. Y eso escuece a mucha gente. Siento mucho que tengas que leer tanto vomito de personas aburridas o malas», Alejandro Sanz que le comenta «no sé de qué hablas. Yo solo vi una mujer ilusionada y comprometida haciendo su trabajo lo mejor posible. Las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno» o Máxim Huerta que le dice «enhorabuena».