carlota-corredera
Elisa Llauger está muy unida a su hija, aunque tiene su residencia habitual en Vigo.

Carlota Corredera tiene dos apoyos fundamentales en su vida: su marido, Carlos de la Maza, y por supuesto, su madre, Elisa Llauger. Aunque están muy unidas, madre e hija no tienen la suerte de pasar todo el tiempo que quisieran juntas en el día a día, ya que Elisa, de 67 años, tiene establecida su residencia en Vigo, ciudad natal de la presentadora. 

Sin embargo, como hemos visto en numerosas publicaciones durante estos años, Elisa Llauger pasa bastante tiempo en Madrid, ya que madre e hija han sido vistas en numerosas ocasiones paseando juntas por las calles de la capital, bien solas o acompañadas de la pequeña Alba.

Durante la presentación del libro de Carlota Corredera en Madrid, ‘Tú también puedes’, la presentadora de ‘Cámbiame’ hizo una mención especial a su marido y por supuesto, a su madre. Elisa no pudo estar junto a ella ese día porque se quedó cuidando a la pequeña Alba: «Aunque no está ahora aquí, ella siempre está conmigo, mi madre. Ha decidido quedarse con su nieta para que su hija pudiera estar con sus amigos. Le prometí que no iba a llorar. Me están pasando cosas con las que ni siquiera había soñado».

Donde sí pudo estar presente Elisa Llauger fue en la presentación que hizo Carlota Corredera en Vigo, aparición en la que trató de pasar desapercibida. Sin embargo, llamó la atención el sorprendente parecido que guarda con la presentadora de televisión. Hay que recordar que Elisa siempre ha estado junto a su hija, convirtiéndose en su mayor apoyo. Y no podía faltar.

Carlota-Corredera-y-su-marido
El que también ha sido un apoyo para la presentadora ha sido su marido, Carlos de la Maza.

Madre e hija están unidas por la tragedia, ya que Carlota Corredera perdió con tan solo 20 años a su padre, y un año después a su hermano pequeño, que murió en un accidente de tráfico con tan solo 18 años. Estos dos desagradables episodios han unido muchísimo a Carlota y a su madre, que tratan de pasar la mayor parte del tiempo juntas a pesar de la distancia.

Su marido, Carlos de la Maza, ha sido otro apoyo incondicional desde que empezaron a salir. Así se lo agradeció en la presentación de su libro en Madrid, donde se atrevió, incluso, a posar junto a ella, a pesar de que siempre se ha mantenido en un discreto segundo plano: «No hubiese sido posible este libro sin Carlos. Hemos robado tiempo a nuestra niña, a la pareja…”.

carlota-hija
La pequeña Alba ha alegrado la vida no solo de Carlota Corredera, también de su madre, Elisa, que ejerce a la perfección de abuela.