Definitivamente, Céline Dion no atraviesa su mejor momento y, tras cancelar algunos conciertos por unos problemas en sus cuerdas vocales, dio un comunicado el pasado mes de agosto a través de su web y las redes sociales en el que afirmaba que dejaba aparcados todos sus compromisos profesionales para dedicarse por completo a la recuperación de su marido, René Angelil, que a día de hoy sigue librando una dura batalla contra el cáncer..

Ahora, tras unos meses de parón, está preparando un nuevo show que estrenará en Las Vegas a finales de agosto, si no hay inconvenientes de último momento o la salud de su marido empeora, y por este motivo ha vuelto a la vida pública. Para el casino en el que trabaja, con el que está vinculada contractualmente hasta 2019, ha sido un auténtico drama su retirada, porque desde que empezara a trabajar para ellos hace más de diez años, ha sido un revulsivo económico e incluso hay estudios económicos que demuestran que a raíz de su llegada la entonces alicaída economía de la ciudad mejoró sustancialmente.

Desde entonces han estado intentando llenar el hueco que ha dejado Céline e incluso han contratado a una Mariah Carey en horas bajas, tras el fracaso de su último disco, un show muy esperado, no en vano es una de las máximas estrellas de la música estadounidense de las últimas décadas. Los fans de Céline están de enhorabuena, porque la cantante ha decidido renovarse e incluso han prescindido de sus músicos habituales para encontrar otros con un sonido renovado.

celine1

La cantante, de 46 años, no pudo reprimir las lágrimas durante la entrevista. René ha sido el único hombre en su vida y está destrozada, pero dando una gran lección de fortaleza.

Céline siempre se ha caracterizado por hablar abiertamente de su vida y nunca ha ocultado nada. El pasado mes de diciembre los médicos diagnosticaron cáncer de garganta a su marido y hasta hace casi un año mánager, René Angelil, quince años después de haber superado esta dolencia: “Gracias a la fisioterapia y ejercicios especiales, va a mejorar bastante en los próximos meses. Lo mejor está por venir para él y para nosotros”, declaraba hace días después de su retirada a Paris Match, pero todo parece indicar que su condición actual es muy delicada.

Para Céline fueron unas navidades muy duras, porque justo en esas fechas estaba de promoción de su último disco en inglés, ‘Loved Me Back To Life’, del que ha vendio un millón trescientas mil copias, mientras su marido se sometía a exámenes que diagnosticaron el cáncer, pero él la pidió que no cancelara nada. Asimismo, hizo todo lo posible por que sus tres hijos pasaran las navidades lo mejor posible. Una vez operado y sometido a los pertinentes tratamientos, René tomó la decisión de dejar de ser su mánager, aunque seguirá supervisando su carrera, y ha centrado todas sus energías en recuperarse. Ahora se ocupa de esta labor Aldo Giampaolo, amigo de la cantante y parte del equipo de management de René. 

rene

El matrimonio tiene tres hijos, René Charles, y gemelos, Nelson y Eddie, llamados así en homenaje a Nelson Mandela y Eddie Marnay, compositor de los primeros éxitos en francés de la artista canadiense.