El director se ha hecho con el premio a mejor película internacional por ‘Otra ronda’. Thomas Vinterberg le ha dedicado el Oscar a su hija, Ida


En esta gala de los premios Oscar 2021 marcada, una vez más por la pandemia provocada por el coronavirus, se han vivido momentos de los más emotivos. La 93 edición de los galardones más esperados en el mundo del cine, por fin, se han celebrado y han sido, sin lugar a dudas, de los más especiales. Su fecha inicial estaba prevista para el domingo 28 de febrero pero por motivos sanitarios ha acabado siendo este 25 de abril. En la madrugada del domingo al lunes, horario insular, hemos sido testigos del desfile de celebridades por la alfombra roja del Dolby Theatre de Los Ángeles y también de la Union Station. Pero uno de los momentos más especiales de la noche ha venido de la mano de Thomas Vinterberg, quien se ha hecho con la estatuilla por la película ‘Otra ronda’, haciéndose con el galardón en la categoría de mejor película internacional. 

La hija de Thomas Vinterberg falleció a los 19 años de edad en un accidente de tráfico

El director Thomas Vinterberg ha dedicado este galardón a su hija Ida, de 19 años y que perdió la vida en un accidente de tráfico dos semanas antes de comenzar el rodaje de la serie que le ha llevado a lo más alto. Fue el 4 de mayo de 2019 cuando la vida del cineasta cambió para siempre tras perder a su hija en un accidente de coche en una autovía cerca de Bruselas. En el coche que sufrió el siniestro viajaban Maria Walbom, la primera mujer del director, y la hija que ambos tuvieron en común. A pesar de que María se recuperó tras un tiempo en el hospital, la joven falleció en el acto. Su coche, parado en un atasco, fue golpeado por detrás por un conductor que iba hablando por el teléfono móvil y provocó que ellas chocasen con un camión.

Gtres

El director no ha podido evitar emocionarse al dedicarle el premio a ella

A pesar de que en un momento paralizaron el rodaje, Thomas Vinterberg decidió acabar la película y dedicársela a su hija. «Ella era parte de la película porque iba a interpretar un personaje. Cuando murió, todo se detuvo, estuve dudando si rodar porque no sabía cómo seguir adelante», ha dicho el cineasta. También ha recordado que un mes antes del siniestro su hija leyó el guión y le felicitó por el trabajo: «Dos meses antes de que rodáramos, antes de que muriera, estaba en África y me envió una carta porque acababa de leer el guion y le había encantado, se sentía identificada».

Al terminar su emotivo discurso, el cineasta quiso dedicarse la estatuilla dorada a su primogénita: «Acabé haciendo esta película para ella, como un monumento en su honor. Ida, acaba de ocurrir un milagro…y tú eres parte de él», ha dicho, entre lágrimas. «Si quieres creer que ella está con nosotros esta noche, puedes verla aplaudiendo y gritando con nosotros», terminó diciendo Vinterberg al público de Union Station.