La guerra entre Johnny Depp y su exmujer, Amber Heard, se agrava más si cabe. Después de un cruce de acusaciones que lleva copando titulares desde hace casi dos años, la pareja de actores sigue tirándose los trastos en la cabeza. Ella le acusa a él de maltrato físico y psicológico continuado durante su matrimonio, así de su abusivo consumo de alcohol y estupefacientes. Él, por su parte, acusa a su mujer de liderar una campaña de desprestigio en el que las difamaciones cada vez más van subiendo de nivel. Ante este escenario con dos frentes beligerantes, dos mujeres han entrado para tomar partido y una de ellas es precisamente Penélope Cruz, exnovia de Johnny Depp.

Penélope Cruz se ha sumado a la denuncia pública realizada por Winona Ryder para prestar su apoyo a Johnny Depp. Las actrices creen que las difamaciones que se están vertiendo en el último artículo publicado por Amber Heard en ‘The Washington Post’ son una sarta de mentiras muy peligrosas para el común de los ciudadanos, que no deberían ver cómo se banalizan cuestiones tan delicadas como la violencia doméstica. Aun así, así es como se define la actriz, que dice haber sido “víctima de abuso doméstico” en su controvertido artículo.

Penélope Cruz conoció a Johnny Depp cuando dio el salto a Hollywood. Tenía 19 años y entre ellos surgió el amor. No cuajó, pero tras comprender que su historia de amor no llegaría a ningún lugar, optaron por una amistad. Así lo ha explicado la propia actriz: “Han pasado muchos años y no solo he hecho tres películas con él, sino que también cuento con él como un gran amigo. Siempre me ha impresionado su amabilidad, su mente brillante, su talento y su peculiar sentido del humor”, declaraba Penélope Cruz a través de documentos presentados ante el juez que lleva el delicado caso de Johnny Depp y Amber Heard, y que ahora han publicado en el diario digital ‘The Blast’. Como detalle, tal es la amistad de Penélope Cruz con su exnovio, que cuando se casó con Javier Bardem en 2010, Depp les cedió su isla en Bahamas para tener el mejor telón de fondo a su ‘sí quiero’.

En la misma vía también ha actuado Winona Ryder, que asegura al juez que trabaja en el caso que las acusaciones de Amber Heard vertidas contra Johnny Depp son “imposibles de creer”, aunque “no quiero llamar a nadie mentiroso”. Eso sí, la actriz se ve en la obligación moral de contar su parecer: “Por mi experiencia con Johnny Depp, me es imposible creer que estas terribles acusaciones sean ciertas. Lo encuentro extremadamente desconcertante conociéndolo como lo conozco”. Cabe recordar que Winona Ryder también salió con el actor en 1990 y estuvieron cuatro años siendo pareja. Ahora son muy buenos amigos.

La declaración judicial de Winona Ryder también ha sido publicada por el citado diario: “Tengo constancia de las alegaciones de violencia que se han hecho públicas a lo largo de los últimos años por parte de la exesposa de Johnny Depp. Obviamente no estuve allí durante su matrimonio con Amber, pero, por mi experiencia, que fue tan completamente diferente, me quedé absolutamente sorprendida, confundida y molesta cuando escuché las acusaciones en su contra. La idea de que es una persona increíblemente violenta es lo más alejado del Johnny que conocía y amaba. No puedo entender esas acusaciones”, declaraba.

En 2015, todo parecía un cuento de hadas. Johnny Depp y Amber Heard se casaban y parecía que su amor iba a perdurar por siempre, pero un año después la guerra estalló entre ellos, llegando a los tribunales. La actriz denunció a su marido y solicitó al juez una orden de restricción de violencia doméstica, tras acusarle a abusos. El divorcio se zanjó fuera de la vía judicial, cuando el actor le pagó a su exmujer 6,2 millones de euros. Ella no quería el dinero de su ex, por lo que los donó. El acuerdo también sellaba el silencio de ambas partes sobre lo que encierra el acuerdo del divorcio y los avatares de su relación. Ella no está cumpliendo su parte, por lo que Johnny Depp le ha demandado por 50 millones de dólares por difamación. Sus amigas y antiguas parejas, Penélope Cruz y Winona Ryder, han querido aportar su granito de arena para apoyarle. Ahora todo está en manos del juez.