Las excentricidades de Madonna han llegado a un punto que hasta sus fans no saben si está de broma o simplemente comete tales locuras en su día a día, compartiéndolo con su público tan solo cuando se alinean los astros. Y es que la polémica cantante ha vuelto a escandalizar a sus seguidores de Instagram con uno de sus últimos vídeos, en los que ofrece un rápido vistazo de lo que suele hacer nada más terminar un concierto. Una peculiar rutina que incluye una taza de orina, entre otros detalles con los que ella recupera las fuerzas perdidas.

Madonna no ha tenido reparos en mostrar a sus seguidores de Instagram cómo se bebe una tacita caliente, pero no se trata de té, sino de su propia orina, tal y como ella explica. Hay muchos defensores de esta práctica, al asegurar que beber orines mejora la calidad de la piel, ayuda a perder peso y a rejuvenecer. Eso sí, Madonna no lo bebe por estos motivos, o al menos no son los que ofrece como explicación, sino para recuperar las fuerzas tras un duro día sobre el escenario, dándolo todo para su público.

Las técnicas de recuperación de Madonna tras el concierto pasan por sumergirse en una bañera de agua helada, con cubitos de hielo flotando a su alrededor. Esto lo hace para activar de nuevo los músculos tras el sobreesfuerzo que realiza en el escenario. Después, para recuperar el calor perdido en las extremidades, la cantante orina sobre sus pies y, de paso, se prepara una tacita con más orina para tomársela sin reparos mirando a cámara: “Es realmente bueno beber orina después de salir del baño helado”, asegura con convicción.

Así fue la polémica actuación de Madonna en Eurovisión 2019

Hay muchos famosos que han mostrado parte de la rutina de Madonna para que su cuerpo se recupere de la tensión tras el esfuerzo del trabajo. Lo hacen artistas como Lady Gaga o deportistas de todas las modalidades. Eso sí, por ahora ninguno ha reconocido públicamente qué hace con la orina después del refrescante baño helado.