Sara lleva pitillos y camiseta gris básica y los combina con una chaqueta negra de tweed con tachuelas, uas botas de Zara tambén en negro, borsalino con tachuelas y uno de sus bolsos preferidos de Yves Saint Laurent. Como complemento, sus inseparables Ray-ban, esta vez unas Wayfarer