Bella Hadid sigue un tratamiento para paliar los estragos de la enfermedad de Lyme en su organismo. Fatiga, calambres, dolores musculares o incapacidad para andar, sus peores consecuencias


Las hermanas Hadid han logrado comerse el mundo y es que su belleza ha traspasado fronteras y se han convertido en dos de las modelos internacionales mejor pagadas del mundo. Un orgullo para su madre, Yolanda Foster, que también triunfó como modelo en sus años de juventud. Sin embargo, la belleza y la pasión por el modelaje parece no ser lo único que ha legado a sus hijas y es que Bella Hadid ha dado a conocer que también sufre la enfermedad de Lyme, la misma a la que lleva haciendo frente durante años su madre.

A sus 24 años, Bella Hadid sabe lo que es triunfar, pero también lo que es luchar. Aunque echando un vistazo a su perfil de Instagram todo parece idílico, exento de problemas y polémicas y todo son fotos perfectas que despiertan sensaciones entre sus seguidores. No obstante, una ha llamado la atención por encima del resto, esa en la que la modelo muestra cómo es su vida más allá del lujo y la ostentación a la que tiene acostumbrados a sus fans. Esa realidad que le hace estar horas tomando un tratamiento intravenoso para mantener controlado los síntomas que le provoca la enfermedad de Lyme. Un mal al que hace frente desde que tenía 14 años, cuando se le fue diagnosticada la enfermedad.

Foto: Instagram

La enfermedad de Lyme es una infección bacteriana que se contrae a consecuencia de la picadura de una garrapata infectada con esa bacteria. Los síntomas son tan variados como molestos y es que entre ellos destaca la fatiga, el dolor y calambres musculares, espasmos, hormigueo en las extremidades, dificultad para caminar y un deterioro grave de la memoria a corto plazo. Problemas que se pueden lidiar, pero no erradicar. Aunque no era un secreto que Bella Hadid padece esta enfermedad de Lyme, al igual que su madre, Yolanda Foster, lo que sí ha sorprendido mucho es que la modelo comparta el significativo momento en el que tiene que contar con la ayuda de una vía para hacer frente al tratamiento que alivie sus molestias.

Curioso también es que este tratamiento por vía intravenosa lo reciba en plena sesión de peluquería, mientras se prepara para una nueva sesión de fotos. “Vivir con unas enfermedades autoinmunes crónicas es igual siempre a encontrar tiempo para mis intravenosas”, escribía Bella Hadid como acompañamiento a las tres fotografías que han impactado a todos sus seguidores, que si bien conocían su enfermedad, no tanto la rutina que debe llevar para hacer frente a los dolores musculares, el cansancio injustificado y la pérdida de memoria a corto plazo.

Foto: Instagram

Bella Hadid ya ha explicado que comenzó a notar los primeros síntomas de que era portadora de la enfermedad de Lyme con 14 años, pero tuvo que esperar aún hasta cumplir la mayoría de edad para ser diagnosticada formalmente. Un diagnóstico que ya conocía su madre, que lleva décadas luchando con esta enfermedad y de la que dio buena cuenta en el reality en el que participaba junta otras mujeres ricas de Beverly Hills.