Todo es gracioso, hasta que uno sale herido. Miley Cyrus no ha sido muy consciente del daño que estaba ocasionando cuando decidió compartir un vídeo a su perfil de Instagram, usando el nuevo filtro de la red que te convierte la cara como si fueses el Joker, el villano de Batman. El que ha sufrido en esta acción ha sido su exmarido, Liam Hemsworth, pero no porque sea un fan de este personaje de cómic y quiera ver la película con su ex, sino porque no tiene necesidad alguna de ver a la cantante con su nuevo novio haciendo monerías en la cama, en ropa interior. Innecesario.

Desde que el matrimonio entre Miley Cyrus y Liam Hemsworth se fuese al traste, la vida de la cantante ha estado en el ojo del huracán. Y ella lo ha puesto muy fácil para ser objetivo de la polémica. Dejó a su marido para salir con su mejor amiga, Kaitlyn Carter, también casada, con la que rompió después de dos meses de romance. Poco le duró el desamor y tras lanzar pullas en las redes sociales a sus dos últimos exparejas, apareció un nuevo hombre en su vida: Cody Simpson, exnovio de Gigi Hadid.

El dardo envenenado de Miley Cyrus a sus dos últimos ex

Que Miley Cyrus rehaga su vida con Cody Simpson podría pasar desapercibido. Se sabía de su amistad y él ha sido un apoyo importante durante el último ingreso hospitalario de la cantante. No obstante, saber de su cercanía y los rumores de que algo más sucede entre ellos es una cosa, pero lo que despierta el dolor más intenso para Liam Hemsworth es ver a la mujer con la que deseaba formar una familia en ropa interior en la cama con otro. Y, por si cabía alguna duda, con beso incluido en un vídeo que ya se está haciendo viral.