El padre de Beyoncé, Mathew Knowles, ha confesado en una entrevista que ha sido diagnosticado de cáncer de mama. Es uno de los pocos hombres que lo sufren, pero no es imposible. Esto quizá le acerque más a su hija tras su distanciamiento


Beyoncé Knowles está muy preocupada por su padre, pero a la vez orgullosa del paso que ha decidido dar públicamente, al conceder una entrevista en televisión para contar en primera persona que sufre cáncer de mama. Mathew Knowles ha confiado su confesión al programa ‘Good morning America’, aunque aún no se ha emitido, para narrar el bache de salud con el que se ha topado y al que le declarará la guerra para salir airoso y seguir viendo a su hija triunfar sobre los escenarios y también en su faceta más íntima y familiar.

El día que Beyoncé le puso ojitos a Alejandro Sanz

“Mañana en ‘Good morning America’ Mathew Knowles, el padre de Beyoncé, se sienta con Michael Strahan y revela su lucha contra el cáncer de mama”, reza el mensaje lanzado por el programa en su cuenta oficial de Twitter, para que nadie se pierda el testimonio en primera persona de la lucha del padre de la afamada artista, de 67 años.

Aunque aún no se han filtrado extractos de la entrevista, se antoja que será dura, dado que el padre de Beyoncé se abrirá en canal para narrar su propia historia. Un testimonio que servirá para visibilizar el cáncer de mama en varones, algo poco común, pero no imposible y es que este tipo de cáncer, asociado irremediablemente a las mujeres, afecta también a los hombres, pero en un porcentaje menor, entre el 1% y un 3% de la población masculina. Como sucede en el caso de las mujeres, el éxito del tratamiento viene determinado por la fase en la que se ha detectado el tumor, una información que aún el padre de Beyoncé no ha compartido.

En la entrevista, el padre de Beyoncé explicará con detalle cómo recibió la dura noticia de que sufre un cáncer de mama, cómo se lo notificó a su familia y amigos, y también cómo afronta la lucha contra una enfermedad a la que promete vencer. Seguramente esto le acercará un poco más a su hija, dado que Beyoncé y su padre mantienen una relación distante desde que en 2011 la cantante decidiese despedir a su progenitor como su mánager.