La estrella de los Lakers y leyenda de la NBA, Kobe Bryant, estuvo involucrado en un delito de agresión sexual en el año 2003


Ha sido una leyenda en la NBA. Lo ha ganado todo. Incluso un Oscar. Este domingo sorprendía la triste noticia de que Kobe Bryant había fallecido en un accidente de helicóptero tras estrellarse en la ciudad de Calabasas, California. El que fuera jugador de Los Lakers, de 41 años, estaba acompañado por, al menos, otras cuatro personas, una de ellas su hija, Gianna, de 13 años que también ha fallecido.

El mundo del deporte llora la muerte del deportista y millones de fans se han congregado en el Staples Center, el estadio de Los Ángeles, para rendirle tributo. Pero a pesar de tener una carrera envidiable, la estrella de Los Angeles Lakers se enfrentó una acusación por violación.

En 2006 una joven lo denunció por abuso sexual

Hay que echar la vista hacia atrás unos años. Esto ocurrió concretamente en junio del año 2003 cuando Kobe Bryan se vio involucrado en un delito de agresión sexual contra Katelyn Faber. La joven de 19 años era empleada del hotel Lodge & Spa de la ciudad de Eagle, Colorado, en el que el jugador se encontraba hospedado mientras se recuperaba de una operación en su rodilla.

Según constaba la declaración de ambos cuando se celebró el juicio, Kobe Bryant pidió a Katelyn que le mostrara las instalaciones del hotel. Después la invitó a su habitación y se besaron. Hasta ahí todo correcto. Pero las versiones difieren en lo que pasó después. Según la joven, Bryant la tomó del cuello y abusó sexualmente de ella.

Por el contrario, la declaración de él no fue la misma. Él aseguró que no habían mantenido relaciones sexuales, pero los policías le aseguraron que se habían extraído restos de ADN del interior de la joven y que la misma presentaba heridas compatibles con un abuso sexual.

Esta fue la resolución favorable para Kobe Bryant

El deportista fue imputado por violación pero una semana antes de sentarse en el banquillo, Katelyn afirmó que no iba a testificar y retiró los cargos penales. La fiscalía decidió retirar los cargos contra él el 1 de septiembre de 2004. Después, en marzo de 2005, Kobe Bryant y la joven llegaron a un acuerdo confidencial, con una compensación económica por dos millones y medio de dólares, además de una disculpa pública y confirmar que todo había sido consensuado.

A pesar de esta resolución, favorable para el que fuera jugador de baloncesto, en julio de 2005 reapareció tras su lesión pero algunas de las marcas de las que era imagen cancelaron sus contratos. Además, también cambió el número de su camiseta: pasó del 8 al 24 para intentar así hacer un lavado de imagen. Su mujer, Vanessa, también le perdonó esta infidelidad, pero a Kobe Bryant le costó un diamante de cuatro millones de dólares.