Cristiano Ronaldo presume de coche de más de un millón de euros por las calles de Lisboa

Cristiano Ronaldo se ha comprado un nuevo juguetito: un coche McLaren Senna valorado en más de un millón de euros con el que ha paseado por Lisboa. Su colección de bólidos de alta gama suma un nuevo integrante

Que Cristiano Ronaldo siente una especial debilidad por los coches de alta gama es por todos conocidos, pero más difícil es saber con precisión cuántos coches alberga su garaje privado y el montante que alcanza el precio de sus bólidos. Lo que sí hemos podido conocer es el nuevo juguetito que se ha comprado el futbolista, que ha estado presumiendo en los últimos días de su última adquisición: un McLaren Senna, un coche cuyo valor supera el millón de euros.

Entramos en el lujoso yate de Cristiano Ronaldo a 28.000 euros diarios

Cristiano Ronaldo tiene en su poder algunos de los coches más caros y de mayor potencia del mercado y es que cada cual colecciona lo que considera apropiado a sus gustos y su bolsillo. El del futbolista de la Juventus es holgado, lo que le permite atesorar coches tan exclusivos como este McLaren Senna, un cochazo de más de un millón de euros que ya ha comenzado a pasear por las calles de Lisboa, como así ha mostrado el mismo en su perfil de Instagram, así como decenas de curiosos que se han topado con él en las redes sociales.

Todas las fotos de las vacaciones de Cristiano Ronaldo y Georgina Rodríguez

El futbolista está de vacaciones con su novia, Georgina Rodríguez, y sus cuatro hijos, en Lisboa. Un lugar perfecto donde quemar rueda por las calles de la capital portuguesa, como así ha demostrado una vez más Cristiano Ronaldo, que ha presumido de nuevo coche con sus compatriotas.

El coche es un homenaje a la escudería alemana a Ayrton Senna, fallecido en 1994 en un circuito de la Fórmula 1. Un homenaje en el que ha querido participar el propio Cristiano Ronaldo de la mejor forma que sabe hacer, comprando uno de los exclusivos vehículos y sacándole a pasear para que todos los que no pueden tener este privilegio se mueran de la envidia.