Eso sí, por cuestiones del guion. Brendan Fraser, al igual que otros muchos colegas de profesión, se ha visto obligado a aumentar su peso de forma considerable y es que debe interpretar a un hombre que supera los 260 kilos en ‘The Whale’, un film que lucha por alcanzar el León de Oro en el Festival de Venecia 2022. Ha sido allí precisamente donde ha mostrado su espectacular transformación física y lo ha hecho con una imagen que no ha pasado desapercibida tanto dentro como fuera de nuestras fronteras.

 

En ella interpreta a un hombre que convive con la obesidad y que lucha por reconectar con su hija, siendo muchos los que esperan verle triunfar con este último papel. Brendan Fraser ha revelado qué espera del público, ya que desea que su arduo trabajo se vea reflejado en lo que a taquilla se refiere: «Simplemente estoy intentando aguantar hoy (…) Gracias por esta maravillosa acogida, deseo que esta película cause la misma profunda impresión que provocó en mí».

Pero, ¿cómo ha sido de fácil o difícil esta metamorfosis? El actor reconoce que no solo ha tenido que trabajar duro para conseguir lo que buscaba en el director en él, sino también en adaptarse a su nuevo cuerpo. «Tuve que aprender a moverme de un modo nuevo, desarrollé músculos que no sabía que tenía, sentí vértigos al final de la jornada cuando me quitaban la prótesis por una sensación ondulante como cuando bajas de una góndola en Venecia», ha explicado. Él no ha puntualizado cuántos kilos ha aumentado, aunque hay ciertos medios que aseguran que son más de 130.

Brendan Fraser
Gtres

A sus 53 años, Fraser ha paseado por la alfombra roja de uno de los festivales más prestigiosos del mundo, convirtiéndose en noticia y trending topic casi al mismo tiempo. Brendan Fraser fue uno de los hombres más deseados en las década de los 2000, tanto es así que eran muchas las marcas que le fichaban como imagen al ser un acierto seguro. Estaba muy cotizado, pero decidió poner tierra de por medio y dejar de trabajar. Se alejó de la industria del cine tras denunciar abusos sexuales que le sumieron en una depresión y, además, tuvo que ser intervenido quirúrgicamente por no querer utilizar dobles en las películas de acción. También se divorció de la que fue su mujer, Afton Smith, una ruptura no exenta de escándalo y que también le llevó a tomar distancia de la vida pública.