El actor y la modelo pusieron fin a su romance en 2019, pero mantienen una excelente amistad por el bien de la hija que tienen en común, Lea.


Bradley Cooper e Irina Shayk pusieron fin a su romance en 2019, pero siguen manteniendo una excelente relación. Prueba de ello es la cercanía entre el actor y la modelo, que han sido fotografiados juntos durante un paseo por la ciudad de Nueva York. Las imágenes de la expareja dan fe de que a pesar de su ruptura siguen siendo buenos amigos. Al menos, de un tiempo a esta parte.

Y que es cada vez más frecuente verlos juntos en compañía de la hija que tienen en común, Lea. Una niña por cuyo bienestar han sido capaces de llegar a un acuerdo amistoso y fijar sus respectivas residencias en la Gran Manzana. Cabe recordar que poco después de romper cada uno vivía en una punta de los Estados Unidos: ella, en Nueva York, él, en Los Ángeles. La situación obligaba a ambos, así como a la pequeña, a recorrer distancias de más de 4.500 kilómetros para poder cumplir con los regímenes de visitas.

Todo cambió hace unos meses (en marzo de 2021) y la expareja, por fin, ha decidido residir en el mismo lugar por el bien de su pequeña. En los dos años que han transcurrido desde que tomaron rumbos distintos han encontrado un término medio y el trato entre ellos es cada vez más cordial. “Hemos sido muy afortunados por lo que hemos pasado juntos. La vida sin B es terreno desconocido”, decía la rusa poco después de terminar con el intérprete.

Ahora, la maniquí ha vuelto a encontrar el amor en los brazos de Kanye West, ex marido de Kim Kardashian. Este romance no ha afectado los lazos que unen al protagonista de ‘El Francotirador’ y la que fuera exnovia de Cristiano Ronaldo.

Bradley Cooper e Irina Shayk rompieron su idilio en junio de 2019, poco después de la temporada de premios en la Meca del cine. Entonces se rumoreó que la posible culpable podía ser Lady Gaga, coprotagonista del largometraje ‘Ha nacido una estrella’, en la que los dos trabajaron juntos. La cantante negó tales rumores, dejando claro que entre ellos existía muy buena química, pero nada más.

Hasta la fecha, Irina no se ha pronunciado sobre su romance con Kanye West. Quien sí se ha manifestado sobre él ha sido Kim Karsdashian. En una entrevista reciente, la empresaria ha revelado los motivos por los que puso fin a su matrimonio con el rapero después de nueve años casados y cuatro hijos en común. Al parecer, los compromisos profesionales del artista y la distancia entre ellos ha puesto las cosas muy difíciles.  «No quiero que mi marido viva en un Estado completamente diferente al mío. Es triste», ha explicado la estadounidense.

«Quiero estar con alguien con quien poder ver nuestro programa favorito, alguien que quiera hacer ejercicio conmigo todos los días. (…) Siento que he trabajado muy duro para lograr todo lo que me he propuesto. He superado mis propias metas pero no tengo a nadie para compartir mi vida«, ha confesado.

Casualidades de la vida, Cristiano Ronaldo, ex de Irina, mantuvo un breve romance con Kim Kardashian, ex de Kayne, hace más de una década. Todo sucedió en el año 2011. Ella tenía 30 años y él 29 y jugaba en el Real Madrid. Ella vivía a caballo entre Los Ángeles y Miami. Coincidieron en la capital española, así como en un concierto de Jennifer Lopez en Las Vegas, pero ninguno de los dos confirmó nunca una posible relación.