J Balvin ha confesado que casi muere por culpa del coronavirus y pide a sus fans que sean responsables, que se vacunen: así fue su dura experiencia


El coronavirus sigue aquí, aunque son muchos los jóvenes que han optado por darle la espalda, hacer oídos sordos a las constantes alarmas sanitarias y recuperan su vida prepandémica como si nada hubiese sucedido. El final del estado de alarma en España vino acompañado de fiestas ilegales sin ningún tipo de restricción por toda la geografía española. Sin embargo, algunos testimonios de personas referentes para el público juvenil bien podrían serviles de aviso de que la guerra no ha terminado y, ni mucho menos, la hemos ganado. Así ha querido hacerlo el cantante de música urbana J Balvin, uno de los grandes artistas que cuenta con fieles seguidores repartidos por todo el globo.

J Balvin ha participado en el Vax Life, un evento benéfico en el que se han sumado otros muchos rostros populares de todo el mundo, no solo de la música, con la única finalidad de recaudar fondos para poder financiar la compra de vacunas contra el coronavirus para hacérselas llegar a los países más desfavorecidos. La inmunidad contra la pandemia no es equitativa en todo el planeta y de nada sirve proteger a unos y dejar de lado a otros ante un problema global, dado que terminaríamos en un ciclo sin fin. Un acto en el que J Balvin ha querido concienciar a sus seguidores de la necesidad no solo de contribuir a la compra de vacunas, sino también en la necesidad de entender la gravedad de esta enfermedad que él mismo sufrió en sus carnes y que casi le costó la vida.

© Redes sociales.

El cantante mostró una faceta hasta ahora no tan conocida en él, dado que abrió su corazón al hablar de cómo le afecto resultar contagiado de coronavirus. Fue al principio de la pandemia cuando el virus le alcanzó y reconoce que su lucha contra ella se basa en el mero hecho de que “no quiero que la gente se sienta como yo lo hice. Casi me mata”, asegura con contundencia el autor de éxitos que tanto hemos bailado en las discotecas -cuando estaban abiertas- como ‘Con Altura’ en colaboración con Rosalía. Puede parecer exagerado, pero no lo es, dado que en su caso llegó a estar ingresado en el hospital a consecuencia del coronavirus, que le provocó graves problemas respiratorios que tardó mucho en dejar atrás.

“Quiero que la gente sepa que tiene que vacunarse por ellos mismos, por otros y por todo el mundo. El virus es real y es peligroso”, sentencia J Balvin con la única intención de que su mensaje sea escuchado por aquellos que bailan sus canciones, que suenan a diario en todas las emisoras de radio. Si es un referente en la música urbana internacional, quizá su testimonio sea igualmente referente en este caso. Al menos, él ha querido intentarlo. Y es que el artista quiere no solo transmitir la gravedad de la enfermedad, sino lo hermoso que es superarla y seguir viviendo, como así puede alegrarse él, que ahora está esperando la llegada de su primer hijo junto a su novia, la modelo y actriz argentina Valentina Ferrer.