U339136

Los motivos por los que Alba Carrillo ha reconquistado a la audiencia de ‘Supervivientes’

Como si de un Ave Fénix se tratara, Alba Carrillo ha renacido de sus propias cenizas. La ex mujer de Feliciano López ha encontrado la estabilidad emocional dentro de la isla de ‘Supervivientes’ después de haber protagonizado las mayores polémicas de esta edición. Lejos queda la Alba furiosa y guerrera de las primeras semanas, ahora la modelo está dejando que la audiencia disfrute de su buen sentido del humor y simpatía.

La expulsión de su madre, Lucía Pariente, con la que comenzó a vivir el concurso, supuso un punto de inflexión para ella. Tras plantearse abandonar con su progenitora el espacio de Mediaset, dio comienzo a una nueva era que ha hecho cambiar radicalmente la imagen que se había establecido sobre ella. Tanto es así que la modelo está recopilando muchas papeletas para ser una posible ganadora de esta edición.

Dicen que del odio al amor hay tan solo un paso y eso es lo que les ha pasado a Laura Matamoros y Alba Carrillo. Las que un día fueron enemigas públicas reconocidas ahora parecen ser uña y carne. Su enemistad viene de tiempos atrás debido a la estrecha relación de la hija de Matamoros con la actual mujer de Fonsi Nieto, padre del hijo de Carrillo. De los gritos de aquel día en la palapa, en los que Laura reprochaba la vida amorosa a la modelo, han pasado a las risas y confidencias. Su reconciliación comenzó cuando Alba sufrió un percance con el fuego y tuvo que ser atendida por Laura. A partir de entonces se han convertido en un tándem muy apetecible para la audiencia ya que sus expresiones y sentido del humor están conquistando un sector bastante considerable.

Por otro lado, Alba ha demostrado que detrás de ese fuerte carácter también una sensibilidad de acuerdo a su dulzura aparente. Así lo ha evidenciado con su relación con Gloria Camila. Aunque en un momento dado dijo que iba a nominar tanto a ella como a su novio hasta que acabara el programa, tras la expulsión de Kiko, Alba ha sido una de las primeras en apoyar a la hija de Ortega Cano que vive en un mar de lágrimas desde entonces.

6Buen humor

buen-humor

Como si de un ave Fénix se tratara, Alba Carrillo ha renacido de sus propias cenizas. La ex mujer de Feliciano López ha encontrado la estabilidad emocional dentro de la isla de ‘Supervivientes’ después de haber protagonizado las mayores polémicas de esta edición. Lejos queda la Alba furiosa y guerrera de las primeras semanas, ahora la modelo está dejando que la audiencia disfrute de su buen sentido del humor y simpatía. 

 

5Punto de inflesión

punto-de-inflesion

Desde que Lucía Pariente fuera expulsada del concurso, Alba Carrillo dio comienzo a una nueva era en la que se encuentra mucho más feliz y agrdable. Su propia madre ha reconocido que su asuencia, lejos de perjudicarla, le ha beneficiado considerablemente. 

4Casi abandonan

casi-abandonan

Cabe recordar que tras la monumental broca vivida con Laura Matamoros, Lucía y Alba quisieron abandonar ‘Supervivientes’. Aunque finalmente, Lucía lo hizo, Alba tuvo un par de días de respiro y volvió con sus compañeros completamente renovada. 

3A las manos

a-las-manos

Alba Carillo y Gloria Camila protagonizaron una monumental bronca por la que llegaron incluso a las manos. Varios cruces de acusaciones en las que implicaron al Feliciano y a Ortega Cano, hizo que las palabras se convirtieran en empujones. 

2Muy amiga de Marta

muy-amiga-de-marta

Dicen que del odio al amor hay tan solo un paso y eso es lo que les ha pasado a Laura Matamoros y Alba Carrillo. Las que un día fueron enemigas públicas reconocidas ahora parecen ser uña y carne. Su enemistad viene de tiempos atrás debido a la estrecha relación de la hija de Matamoros con la actual mujer de Fonsi Nieto, padre del hijo de Carrillo. De los gritos de aquel día en la palapa en los que Laura reprochaba la vida amorosa a la modelo, han pasado a las risas y confidencias.

1Dulce

dulce

Por otro lado, Alba ha demostrado que detrás de ese fuerte carácter también una sensibilidad de acuerdo a su dulzura aparente. Así lo ha evidenciado con su relación con Gloria Camila. Aunque en un momento dado dijo que iba a nominar a tanto a ella como a su novio hasta que acabara el programa, tras la expulsión de Kiko, Alba ha sido una de las primeras en apoyar a la hija de Ortega Cano que vive en un mar de lágrimas desde entonces.