Su transformación no responde a ninguna dieta, solo es fruto de una estricta rutina deportiva. «Me di cuenta de que cuando hacía ejercicio no tenía ansiedad».


Después de un tiempo de pausa, Adele ha regresado pisando fuerte. Su fiel séquito de fans celebra la vuelta de la artista tras seis años alejada del panorama musical. La británica se ha sincerado sobre muchos aspectos, entre otros, de su separación del estadounidense Simon Konecki, también de su espectacular cambio físico y cómo consiguió perder un total de 45 kilos.

Instagram

Unas confesiones que esta diva única ha realizado a la edición británica de la revista ‘Vogue’. Los últimos años se ha reencontrado a sí misma tanto en lo interior como en lo exterior. Ha explicado haber sufrido mucha ansiedad durante un tiempo convulso tras su divorcio. Un duro capítulo en su vida que ha combatido con meditación y también mucho deporte. Su transformación no responde a ninguna dieta, algo que negaba rápidamente, solo es fruto de una estricta rutina deportiva.

Se ejercitaba diariamente, en ocasiones, dos o tres veces al día. Incluso ha reconocido haberse sentido adicta al deporte porque le venía bien a su mente. «Me di cuenta de que cuando hacía ejercicio no tenía ansiedad», ha contado. Pesas, boxeo, tenis y cardio, son solos algunas de las actividades que realizaba, también intentaba andar todos los días.

Instagram

Reconoce que su objetivo nunca fue perder esa cantidad de peso. Su finalidad era bien distinta: «Pensé que si podía hacer que mi cuerpo fuese físicamente fuerte y puedo sentirlo y verlo, entonces tal vez algún día pueda hacer que mis emociones y mi mente sean físicamente fuertes». Mucho deporte que combinó con meditación. «Hubo mucha meditación, mucha terapia», ha explicado. También añade que ha pasado tiempo en soledad para hacer frente a sus miedos e inseguridades. Como clave para explicar su proceso de recuperación reconoce que ha aprendido «muchas herramientas», también que sigue descubriendo día a día algunas nuevas. «Encuentro que la ansiedad empeora cuando intentas deshacerte de ella».

Su divorcio

Una sincera entrevista en la que se pronuncia abiertamente sobre su divorcio de Simon Konecki, con quien se dio el «sí, quiero» en 2016, y es el padre de su hijo Angelo, de 9 años. «Mi ansiedad era tan terrible que olvidaba lo que le había dicho o no le había dicho a Angelo sobre la separación». Su último trabajo, ‘Easy On Me’, busca en parte contar a su hijo los motivos de esta ruptura. «Sentí que quería explicarle, a través de este disco, cuando tenga veinte o treinta años, quién soy y por qué elegí voluntariamente desmantelar su vida entera en la búsqueda de mi propia felicidad». Añadía que, en ocasiones, sentía verle «infeliz». «Esa es una herida que no sé si alguna vez podré sanar». Durante este tiempo ha escuchado muchas preguntas que le han afectado provenientes su pequeño como la siguiente: «¿Ya no amas a mi papá? Y yo diría, amo a tu papá. Simplemente no estoy enamorada».