Adele ha encontrado de nuevo el amor, seis meses después de romper su matrimonio. Lo curioso es que el afortunado es Skepta, el novio que fue infiel a Naomi Campbell dejando embarazada a otra chica estando con ella


Adele, como buena artista, utiliza los avatares de su corazón y lo bueno y lo malo que sucede en su vida para crear su música. Los expertos en la materia han puesto de relieve que sus letras son mucho mejores cuando está sumida en la tristeza, como así se creía que estaba ahora, seis meses después de su divorcio de Simon Konecki, pero parece que ha encontrado una nueva ilusión que le devuelva la sonrisa a su rostro: está de nuevo enamorada.

Todo lo que se puede contar sobre la boda secreta de Adele

Aunque bueno, teniendo en cuenta el pasado de su nuevo amor, quizá sus letras vuelvan a ser todo un éxito, porque no se le augura nada bueno. El afortunado es el rapero Skepta, quien fuese novio de la modelo Naomi Campbell, hasta que las evidencias de sus infidelidades echasen por tierra su relación. Evidencias como que estaba esperando un hijo con otra mujer, algo que la supermodelo no quiso perdonar.

El diario ‘The Sun’ cita a fuentes cercanas a Adele para dar a conocer su romance con Skepta: “Han estado ahí el uno para el otro, después de que sus relaciones anteriores terminaran. Tienen un gran vínculo y, desde luego, una conexión especial”, recogen. De hecho, tal es la cercanía entre la pareja de cantantes que incluso son vecinos, porque viven en el mismo barrio de Londres.

Adele, al borde de las lágrimas, ¿qué le ha sucedido?

Ahora bien, la misma fuente consultada por el citado diario ha explicado que ahora no sabe en qué punto se encuentra su relación, pero sí que la familia de Adele se ha alegrado mucho de saber que estaban conociéndose aún mejor: “Cada vez están pasando más tiempo juntos y muchos amigos esperan y desean que se conviertan en una gran pareja. Los dos son muy discretos con sus vidas amorosas y están muy comprometidos en anteponer a sus hijos a todo lo demás”.