Cayetano Martínez de Irujo, de 49 años, estaba ayer feliz en la visita institucional que la reina doña Sofía hizo a la exposición El legado de la Casa de Alba. Gran parte del éxito de esta muestra se debe a su exmujer, Genoveva Casanova, de 36, a la que está muy unido. Quizá mucho más que antes, algo que hace muy feliz a la duquesa de Alba.

Nada más terminar la visita pudimos charlar con el conde de Salvatierra unos minutos.

Cayetano, ¿contento con el éxito de la exposición?

Mucho, la verdad. ha sido un gran trabajo, pero merece la pena. Está gustando mucho. Es maravillosa, una exposición hecha con el corazón. Ha sido muy difícil poder sacar adelante esto con coste cero. Para ello hemos buscado los patrocinadores. Con ellos y el precio de las entradas, no cuesta nada a nadie. 

Tu madre no la había visto, ¿Qué le ha parecido?

Le ha gustado mucho. Pero durante la visita me miraba y me decía: «¿Eso también lo hemos traído? ¿Y ese otro cuadro también?… » Es que no le hemos consultado algunas cosas no sea que nos dijera que no -nos confiesa bromeando.

Genoveva Casanova

Genoveva Casanova, de 36 años, es la responsable de relaciones institucionales de la Casa de Alba.

Y entonces,  ¿qué dice cuando ve los huecos vacíos en las paredes de Liria o Dueñas?

Es que no los ve -ríe Cayetano.

¿Cuál es tu cuadro preferido de la exposición?

Un Corot pequeñito que es un pasaje campestre y que, además, es mío. Conseguí que mamá me lo regalara… -nos confiesa.

Te hemos visto muy cómplice con Genoveva durante toda la visita, incluso cogidos de la mano…

Es que yo quiero mucho a Genoveva. Muchísimo. Ten en cuenta que nosotros no hemos tenido tiempo de conocernos -se refiere Cayetano a que tuvieron muy pronto a sus mellizos, Luis y Amina, que ya tienen once años- No nos dio tiempo a nada…

Entonces, ¿hay posibilidad de reconcliación?

Digamos que sigue existiendo esa posibilidad.

Ella es una de las responsables de esta exposición…

Sí. Y ha hecho un trabajo fantástico.

Genoveva Casanova

Cayetano y Genoveva se se separaron hace 5 años, pero las puertas a una reconciliación parecen ahora más abiertas que nunca. En la foto, Genoveva Casanova llega a la exposición El legado de la Casa de Alba en Madrid.