No hay mal que por bien no venga. Eso ha pensado Carolina Cerezuela tras la decisión de su marido, Carlos Moyá, de no continuar su labor como capitán del equipo español de tenis de la Copa Davis, tras los catastróficos resultados obtenidos al caer España en la eliminatoria contra Brasil en Sao Paulo, y su consiguiente descenso del Grupo Mundial. La actriz sabe que estos son momentos difíciles para Carlos, y ha querido mostrarle su apoyo de manera pública e incondicional a través de su Twitter.

«Triste x el motivo q te lleva a tomar esa decisión pero contenta de tenerte otra vez al 100%. En casa te hemos echado de menos», escribió Carolina el pasado 18 de septiembre, apenas unas horas después de que Carlos, a través de la misma red social anunciara su decisión de renunciar.

Y es que, por encima de los resultados deportivos, a Moya le ha resultado tremendamente difícil pasar tanto tiempo separado de su familia durante este último año, ya que sus compromisos profesionales lo obligaban a viajar con mucha frecuencia. Quizás el hecho de tener tres hijos pequeños (Carla, de cuatro años, Carlos, de tres, y Daniela de menos de un año) ha pesado también en la balanza… O al menos eso parece, porque el deportista también subió a la red una foto con su hija mayor en la que se podía leer: » «Me sé de una que está contenta…»

A lo que su guapa mujer, en ese intercambio cibernético de mensajes que tienen, se apresuró a aclarar: «Ella y tres personas más te estábamos esperando». Y es que los momentos difíciles se hacen más llevaderos en familia…

carolina cerezuela y carlos moya

La pareja, en una recepción con los Reyes este verano en Mallorca.

carolina cerezuela y carlos moya

Carlos, el año pasado, cuando se presentó oficialmente como nuevo capitán del equipo español de tenis de la Copa Davis.