1
Carmen Moreno, rota de dolor tras la muerte de su marido.

Edurardo Cruz vivía en La Manga con Carmen Moreno, quien está al frente de una peluquería y centro de belleza, Moreno y Cruz, un negocio en el que tenían depositados mucho esfuerzo e ilusiones. El matrimonio llevaba una vida tranquila y alejada de los ‘flashes’, ajenos al estrellato de Penélope Cruz y Javier Bardem, con quienes mantenían una excelente relación. Ambos eran muy discretos y siempre aparecieron en un segundo plano.

2
La viuda de Eduardo Cruz ha estado arropada en todo momento por familiares y amigos.

Como ya es sabido, el padre de Penélope Cruz padecía problemas cardíacos desde hace tiempo: en 2004 tuvo que ser atendido en la clínica Montepríncipe de Madrid por una angina de pecho; en 2008 y 2012 también tuvo episodios cardiacos por lo que ingresó en el hospital Rúber. En esta ocasión, nada se pudo hacer por salvar su vida y su viuda, que estaba con él, quedará marcada para siempre por este dramático acontecimiento.

4
Eduardo y Carmen, con su hija Salma, que ahora tiene tres años.

Eduardo estuvo casado con Encarna Sánchez, de quien se divorció en 1999, y tuvo tres hijos, Penélope, Mónica y Eduardo. Posteriormente rehizo su vida con Carmen, con quien se casó en el Palacio Consitorial de Cartagena el 4 de abril de 2014. Fueron padres de una hija, Salma (se llama como una de las mejores amigas en Hollywood de Penélope Cruz, la actriz mexicana Salma Hayek), que ya tiene tres años, una pequeña en la que el matrimonio estaba volcada y que ha perdido a su padre en una edad muy prematura. En efecto, el padre de Penélope Cruz era un hombre muy joven, solo tenía 62 años, y estaba viviendo una segunda juventud al lado de su mujer.

eduardo-cruz11
No era habitual ver a la pareja en actos sociales.