La top y la hija de Carolina rivalizaron en estilo, aunque tenemos que decir que esta vez ganó con creces Carlota, que precisamente es embajadora de Gucci desde hace ya varios años.

La hija de Carolina estaba impecable con un vestido de corte sesentero con el cuello ribeteado en cuero, un recogido muy años 60 con una diadema, labios en un rojo intenso y uñas azul muy oscuro, combinando con el color de su vestido.

carlota1

Carlota, con un look impecable en el desfile de Gucci en Milán

carlota-y-kate

La hija de Carolina, con Kate Moss, el presidente de Gucci, Francois Henri Pinault y Anna Wintour, directora de Vogue America

kate-moss-y-anna-wintour

Kate Moss y Anna Wintour: si hay dos mujeres poderosas en la industria de la moda, esa son ellas

Kate, que iba igualmente trendy iba un poco «más de lo mismo» con un trench de serpiente. Esta vez Carlota ganó.

Las dos estuvieron charlando animadamente en la front row. Mientras Carlota hablaba con Francois-Henri Pinault, presidente del grupo Gucci y marido de Salma Hayek, Kate lo hacía con Anna Wintour, la directora de Vogue USA.