Carlota Corredera apoya en su gran día a la persona que le ha cambiado la vida

La presentadora Carlota Corredera ha presentado el libro '¿Por qué engordamos?', que ha escrito la doctora Dolores Saavedra, la endocrina que la ayudó a perder 60 kilos, también con la ayuda del método Pronokal.

Carlota Corredera ha querido acompañar a una de las personas que han sido más importantes en su vida, la doctora Dolores Saavedra, que la ha animado y ayudado a perder 60 kilos de peso. La doctora Saavedra ha publicado el libro ‘¿Por qué engordamos? El mejor método para eliminar grasa’ y la presentadora de ‘Sálvame’ le ha escrito el prólogo.

Leer más: El fuerte carácter de Carlota Corredera vuelve a sembrar la polémica

La dietista, especialista en genética médica y endocrinología, advierte de la importancia de escoger bien los alimentos que comemos en cada momento del día para olvidarnos de la báscula y del temido recuento de las calorías para siempre. Carlota lo consiguió y por ello ha querido estar a su lado en un día tan especial.

¿Por qué te has animado a presentar el libro?

Porque me siento en deuda con Dolores, es mi doctora y mi amiga. Cuando me contó que iba a escribirlo la animé muchísimo. Creo que el libro es un acto de generosidad por su parte, porque es una persona muy sabia, una doctora muy empática con las personas que, como en mi caso, estamos luchando siempre con la cinta métrica y la báscula. Es un libro que ayudará a la gente que quiera saber lo que come y como le afecta.

En el prólogo, dices que conocerla y adelgazar te cambió la vida, ¿de verdad lo sientes así?

Sí, pero la gente se queda siempre con lo de adelgazar y no es solo eso, es tener salud, llevar una vida sana. Hay delgados que no lo están.

¿Cuando decidiste ‘me voy a cuidar’?

Cuando me di cuenta de que tenía un problema de salud importante. Me llevé un susto gordo, no pude quitarme todo el peso que había cogido en el embarazo. Ha sido un complicado, muy duro, pero al final he ganado en salud. Yo tengo una niña pequeñita y ella ha sido una motivación muy importante para emprender ese camino.

¿Y sigues en él?

Claro, esto no es un ‘sprint’, es una carrera de fondo y para siempre. En mi caso, con mi metabolismo y mi genética sé que es para toda la vida y así me lo he tomado. Pero es una de las cosas más importantes de mi vida, aunque no la más, claro…

¿Te ha molestado alguna vez que te llamaran gorda?

Es una palabra que depende de cómo se diga. Puede ser para describir a una persona o para insultarla. Yo considero que soy una persona gorda y depende del tono en que me lo digan. Siempre he tenido problemas de peso, pero no he tenido ningún trauma porque me lo llamaran en el colegio. Tengo recuerdos tristes con la comida porque siempre he estado a dieta, pero no porque me insultase nadie. No tengo ese amargor, pero vamos, que también se meten con los bajitos, con los delgados… Al final con los extremos se puede llegar a sufrir mucho.

¿Te sigues cuidando mucho?

Yo tengo un metabolismo y una genética que me impiden dejarme, pero ya no es una cuestión de talla, aunque yo estoy muy contenta y estoy manteniéndome después de las navidades, como todo el mundo hemos tenido que volver a la vereda pero al final lo importante es tener los hábitos y no vivirlos como un drama. Esto es lo que me hace bien y esto es lo que tengo que hacer. Cuidarse en mi caso personal es imprescindible. Pero no quiero tampoco estar perfecta. Mi vida no es tener la perfección, es tener salud. En ese sentido estoy muy contenta y estoy muy bien de verdad.

¿Temes que tu hija te herede?

No es un miedo pero sí intento que coma lo más sano posible y también disfrutando de las cosas que le gustan a los niños. No es una preocupación que me condicione, me preocupa que sea una niña feliz.

¿Y otro hijo?

Eso pregúntaselo a los hombres, que siempre nos preguntáis a las mujeres.