Carlota Corredera planta cara a las últimas críticas que ha recibido por su vestido en la boda de Belén Esteban

Carlota Corredera lleva años toreando críticas. Por engordar, por adelgazar, por opinar, por intentar ayudar… la presentadora de Telecinco ya sabe a la perfección cuándo y a qué contestar. Hace solo unos días, con motivo de la boda de Belén Esteban, la que fuera directora de ‘Sálvame‘ ha vuelto a estar en boca de todos y este lunes, ni corta ni perezosa, habló claro sobre la última polémica que ha llevado su nombre.

El plan que Carlota Corredera cambió por la boda de Belén Esteban

Para el gran día de ‘la Princesa del pueblo’ la gallega eligió un vestido de fiesta firmado por el diseñador Hannibal Laguna del que no dudó en presumir a través de sus redes sociales. «Gracias @hannibal_laguna por este sueño de vestido 💙. Vestido de noche asimétrico de inspiración helénica, perteneciente a la colección EXOTICAL. Cortado al bies en gasa de seda color azul pato, con cuerpo joya drapeado y esculpido con flores multicolor en micro azabaches, nácar y cristal. Destaca la capa alada a modo de mangas y como complemento los estilizados pendientes florales y el clutch bicolor», fue el mensaje con el que Carlota compartió la primera imagen de su look para la boda del año, pero las reacciones no fueron las esperadas: «te hace muy mayor», «no te favorece», «pareces una vampiresa», «vas excesiva», son solo algunos de los mensajes que empezaron a inundar su muro.

Pero a la periodista no le importan lo más mínimo, y ayer lo dejó claro. Carlota Corredera acudió al nuevo desfile del diseñador que le hizo el polémico vestido y se sinceró sobre las opiniones negativas que ha recibido: «no entiendo las críticas hacia el traje, no sé por qué las hay pero no me importa nada. Yo agradezco de corazón que Hannibal Laguna me lo hiciera y lo bonito que era…».

Además, la periodista se pronunció sobre otro polémico vestido, el de Pilar Rubio, y defendió a la mujer de Sergio Ramos tras todas las críticas que se hicieron de su llamativo look nupcial, asegurando que iba espectacular.