nadal

Ambos amigos se dieron algunos chapuzones en el Mediterráneo.

rafa-nadal

Nadal, refrescándose ante las altas temperaturas.

Rafael Nadal está inmerso en el proceso de recuperación de sus rodillas, después de una intensa temporada tenística, en la que volvió a lo grande después de varios meses retirados de lesión. En la campaña de tierra batida volvió a ganar Roland Garros, entre otros torneos, como el Conde de Godó en Barcelona, pero, sin embargo, no pudo dar lo mejor de sí en Wimbledon, donde perdió en primera ronda.

Antes de comenzar la temporada americana, con los torneos previos al Open USA, Rafael ha aprovechado para disfrutar estas semanas libres, orientadas sobre todo al descanso de sus rodillas y a ponerse en forma, para disfrutar de su familia y también de sus amigos, como Carlos Moyá, con quien mantiene una estrecha amistad y admiración. No hay que olvidar que, al igual que el campeón de Manacor, Carlos también fue número 1 del mundo.