Según informa el BOE: «La sucesión en el título de Duque de Alba de Tormes, con Grandeza de España, ha sido solicitada por don Carlos Fitz-James-Stuart y Martínez de Irujo, por fallecimiento de su madre, doña María del Rosario Cayetana Fitz-James-Suart y de Silva, lo que se anuncia por el plazo de treinta días, contados a partir de la publicación de este edicto, a los efectos del artículo 5º del Real Decreto de 27 de mayo de 1912, en su redacción dada por Real Decreto 222/1988, de 11 de marzo, para que puedan solicitar lo conveniente los que se consideran con derecho al referido título».

El todavía duque de Huéscar ha solicitado también otros títulos que pertenecieron a su madre, Duque de Liria y Jérica, Conde de Lemos, Conde de Miranda del Castañar, Conde de Monterrey, Conde de Osorno, Conde de Lerín, Duque de Berwick y Marqués del Carpio.

Todo indica que el título de duque de Huéscar pasará a ostentarlo su hijo mayor, Fernando Fitz-James Stuart y Solis, quien pasará también a ser heredero del duquesado de Alba.