Vanessa está espléndida, seis meses después de su maternidad y así lo comentaba hace apenas unas semanas: “Me cuido mucho. Soy vegetariana y siempre consumo alimentos ecológicos, aunque también me doy mis gustillos, pizza o croissantes, pero puntualmente. La alimentación es fundamental, es el 80 % de todo, pero también el deporte. Yo practico yoga desde hace años, forma parte de mi vida y los resultados son estupendos”, ha comentado.

Vanesa también habló de su pareja, el futbolista Carles Puyol, que tras dejar el F.C. Barcelona ha entrado a formar parte del equipo técnico del club. “Me haría ilusión casarme con él. Pero no soy tan moderna como para pedírselo yo, así que no sé cuándo será”.

Respecto a la niña, afirmaba: “Se porta muy bien, ya duerme ocho horas y es una niña buena, aunque empieza a tener su carácter. Sabe lo que le gusta y lo que no, o lo que quiere y lo que no. No da guerra porque come bien y duerme bien, pero si no le gusta algo lo dice. Y es una mezcla de nosotros dos. Es muy activa, despierta y curiosa y se le está empezando a rizar el pelo, como a su padre”.

La modelo está completamente enamorada de su hija: “Pensé que me iba a costar más pero la naturaleza es curiosa. Nunca he tenido una llamada maternal muy fuerte, pero cuando lo sientes con la persona adecuada es cuando te lo planteas de verdad. Y tengo más paciencia de lo que pensaba, en otras cosas no la tengo, pero con Manuela, sí”,