La sobrina de la Reina Letizia ha contado en exclusiva en SEMANA cómo fue su temporada en Alemania, donde trabajó como ‘au pair’. Y cómo la madre de la familia con la que vivía supo su verdadera identidad.


Hace tan solo tres días, Carla Vigo se convirtió en protagonista de la nueva portada de SEMANA. Por primera vez, la sobrina de la Reina Letizia ha concedido una entrevista y lo ha hecho en exclusiva para tu revista favorita. En su charla con nosotros, la joven ha contado cómo ha sido crecer sin la presencia de su madre, Erika Ortiz, que fue hallada muerta el 7 de febrero de 2007 en su domicilio de Madrid.

«Me ha costado asumir quién soy», desvela la sobrina de la monarca en su primera entrevista, concedida a Carmen Duerto. Ser sobrina de la reina de España la hace ser partícipe de dos mundos completamente diferentes. Según ha confesado, visita en algunas ocasiones a su tía y a sus primas, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía, en el Palacio de la Zarzuela. «Si no lo gestionas bien, te puedes volver un poco loca de la cabeza», admite.

Carla Vigo relata su temporada viviendo en Alemania: «Me sentía muy sola»

Hace unos meses, la joven regresó de Alemania, adonde se trasladó para aprender alemán. Así, seguía los pasos de su madre, quien estuvo una temporada estudiando en Berlín. Para poder costear sus estudios (recibió clases de alemán y de canto) en dicho país trabajó cuidando a unos niños como au pair. «Cuidaba a dos niños y, como me gustan mucho, no fue un problema para mí cuidarlos. También ayudaba en las tareas de la casa, aunque cocinar no se me da muy bien, pero lo demás lo puedo hacer y sé llevar una casa. No creo que vuelva porque me sentía muy sola, no estaba al cien por cien a gusto», ha relatado.

Durante la temporada que estuvo en el país centroeuropeo, Carla Vigo estuvo trabajando con dos familias distintas. «Me trataban bien y no me explotaban ni nada de eso, pero son una gente de trato difícil», ha detallado. La anécdota más divertida de su viaje tuvo lugar el día en que ‘su madre’, la mujer de la familia alemana con la que vivía, se enteró de su identidad.

«Tengo necesidad de comunicarme con la gente»

«Había que ver la cara de la mujer cuando se enteró… (risas). Subió a Instagram una historia conmigo haciendo ejercicio y le escribió una periodista preguntándole cómo era mi vida allí. Habría que ver la cara de esa mujer leyendo el mensaje y diciendo: ‘pero, ¿qué pasa? Y yo no sabía qué decirle. Pero ella me insistía, así que le pedí que se sentase, que teníamos que hablar, y se quedó con la cara congelada y su cabeza cortocircuitando (risas)», ha recordado la joven. «Lo bueno es que no les importó y siguieron tratándome igual».

Tras su regreso a nuestro país, Carla Vigo se plantea aún qué camino profesional elegir. El Periodismo, -la carrera que estudió la Reina Letizia-, no le interesa. De momento, estudia interpretación, ya que sueña con convertirse en actriz. Y no descarta seguir desarrollando su faceta como ‘influencer’: «Tengo necesidad de comunicarme con la gente».