Redes sociales

Carla Barber confiesa su dura enfermedad: puede sufrir muerte súbita por culpa del síndrome de Brugada

Carla Barber ha confesado qué enfermedad coronaria padece. Aunque se ha mostrado positiva, ha explicado que todavía se encuentra en shock.

Carla Barber confesó hace algunas semanas que padece una enfermedad en el corazón. No quiso dar más detalles, pues no se sentía preparada para contar a sus seguidores qué le sucedía exactamente. La doctora estética, por fin, tiene las fuerzas suficientes para explicar qué problema de salud posee y cómo pretende plantarle cara a esta patología. Y es que la canaria tiene el síndrome de Brugada, por el cual tiene un 3 % de posibilidades cada año de morir por muerte súbita. Aunque ella prefiere quedarse con el 97 por ciento de opciones de que no le pase, lo cierto es que su relato es conmovedor. No solo por lo que implica, sino también por cuánto y cómo cambiará su vida a partir de ahora.

«Hace justo un mes que me dieron la noticia de que tenía una enfermedad del corazón. No os había dicho nada todavía porque estaba esperando a tomar una decisión sobre qué hacer. Tengo una enfermedad que se llama síndrome de brugada, es una canalopatía que da lugar a arritmias y que produce muerte súbita», ha comenzado diciendo Carla Barber en un vídeo de Instagram. Ha conseguido digerir su diagnóstico, pero reconoce que en cierto modo todavía se encuentra en shock, ya que al no tener cura deberá de aprender a vivir con ello. «Es una enfermedad que no tiene tratamiento, no tiene cura, ni tampoco pastillas que se puedan tomar. Lo único que puedo hacer es poner un desfibrilador que impide que en el caso que te de la muerte súbita, te mueras”, dice.

Carla Barber
Redes sociales

Todavía desconoce si es una enfermedad hereditaria, ya que un familiar por parte de su madre murió una mañana por muerte súbita, lo que hace sospechar que él podría sufrir la misma enfermedad que Carla Barber. Si bien durante estas semanas ha preferido llevarlo en secreto, antes de grabarse este vídeo puso en conocimiento a todos los que la quieren de qué le pasaba. Tanto sus amigos como sus compañeros de trabajo o familia saben qué le sucede y cómo actuar en el caso de que su corazón se parara. Para que no pille a  ninguno desprevenido, tendrá en su casa y en sus clínicas un desfibrilador que también llevará siempre en su bolso o cuando se vaya de viaje, un aparato con el que se podría salvar su vida. Además, portará cada noche un reloj que estará pendiente de sus latidos y que en el caso de pararse, automáticamente llamaría al 112 y a su familia más directa.

Carla Barber ha revelado que este problema en su corazón no se debe a un alto ritmo de trabajo ni al estrés que puede sufrir en su día a día, sino a algo que se le escapa de sus manos. Aunque esta enfermedad coronaria podría costarle la vida, ella se muestra positiva y así se lo ha transmitido a sus seguidores. Los mismos que ahora le han brindado su apoyo, ejemplo de ello, Sonia Ferrer, Verdelis o Teresa de la Cierva, entre otros rostros conocidos.