Las rupturas están a la orden del día. Si este lunes conocíamos que Vicky Martín Berrocal había puesto fin a su relación con Joao Viegas, horas más tarde nos enterábamos de que ahora era el turno de Fonsi Nieto y Marta Castro. Sin embargo, más allá de estas rupturas tan sonadas, Canales Rivera podría haberle sido infiel a la que fuera su pareja, Isabel Márquez, con una mujer llamada Estefanía. Este martes, comenzaba ‘Sálvame’ anunciando que tenían en su poder unos mensajes muy subidos de tono del torero con esta mujer fechados de junio del 2021, cuando todavía estaba con su novia. A pesar de que ya no están juntos, el colaborador de televisión ha estallado al conocer la información sobre él y esta otra chica y ha amenazado incluso con abandonar el programa.

Canales Rivera se enfrenta a unos nuevos mensajes sobre una supuesta deslealtad a Isabel

Adela González Acuña comenzaba a dar toda la información sobre la noticia. La presentadora aseguraba que, según Estefanía, habrían intercambiado mensajes y que el colaborador de televisión le hacía «proposiciones subiditas y explícitas», revelaba. Sin embargo, Canales Rivera no se mostraba muy contento con la información que se estaba dando sobre él y que le ponía contra las cuerdas. «Me interesa poco», respondía él. Además, por si fuera poco, Adela ha mostrado algunos de estos mensajes en los que supuestamente Canales le escribía lo siguiente: «Estoy loco por verte. Estoy loco por estar contigo».

El hecho de que se hicieran públicos estos mensajes no ha sentado nada bien al colaborador: «Una cosa antes de que sigáis. Yo por estas estupideces que hice en su día, perdí a la persona que más amaba y quería. Y perdí mi lugar de confort, mi hogar y mi casa. Y como tú comprenderás, a estas alturas, que estoy intentando poner en orden todas mis cosas y sobre todo mi cabeza y mi estado de ánimo después de lo que llevo pasado desde hace hace cinco meses… sentarme aquí y ponerme a ver esto que ya ha pasado hace seis meses, es para hacerme daño gratuito. No solo a mí, sino a esa persona que he querido tanto», ha comenzado diciendo visiblemente enfadado.

Canales Rivera
Telecinco

El colaborador ha amenazado con dejar el programa si seguían hablando del tema

Además, ha amenazado con marchare del programa si seguían hablando del tema: «Si seguís por ahí yo, protocolo de abandono. No tengo ninguna necesidad más de seguir aguantando esto. Así que yo me voy», ha dicho al tener que enfrentarse a esta nueva situación incómoda que lo pone contra las cuerdas. «A día de hoy, estoy soltero y tengo mis cosas. Pero, ya cada uno y sus cosas y sus circunstancias, pero yo no puedo aguantar ver estas cosas después del daño que yo he sufrido y después del daño que yo he hecho. Yo no voy a contestar», ha revelado.

«Yo soy el único responsable. Yo he pagado y he llevado mi penitencia. Y ahora que empiezo a estar bien y empiezo de disfrutar de otras cosas, no me da la gana de que a mí me tengan que soltar esto en un programa de televisión», ha seguido contando el torero. «Yo no me voy a prestar más. Yo me he sentado en una cama por una portada que salió, yo me he prestado a que salga durante un pantallazo durante cuatro horas yo sentado en un nido de buitres, aquí se me ha traído a un señor diciendo que yo no le pagaba a mi cuadrilla y los trataba mal (…)», ha continuado revelando.

El torero se ha mostrado muy molesto con los mensajes de él y Estefanía

Canales Rivera ha querido mostrar su desaprobación a estas informaciones que le causan daño. «A mí me encanta venir aquí y me encanta estar con vosotros, pero llega un momento en el que no me encanta que me vuelvan a hacer esto y retomar una cosa de hace seis meses. Como esa historia podemos estar una vida entera», ha continuado defendiéndose en el ‘Sálvame Lemon Tea’. «No voy hacer el ridículo viendo como se ponen a mí unas conversaciones privadas con alguien porque no me da la gana», ha dicho ya muy enfadado. El torero quiere desvincularse de cualquier información que le vuelve a poner contra las cuerdas. Finalmente, el torero ha tenido que cumplir su promesa de marcharse si seguían con el tema, puesto que han enseñado algunos de los mensajes subidos de tono, lo que ha obligado a Canales Rivera a abandonar su puesto de trabajo.