Gonzalo Miró, hincha del Atlético de Madrid, es también un consumado futbolista.