Que conste que yo todavía albergo la esperanza de que los Beckham españoles se reconcilien, si es que han roto, porque a veces la realidad es engañosa como un espejismo.

bustamante
Bustamante ha gritado su amor por Paula a los cuatro vientos. Aún es muy pronto para llegar a conclusiones definitivas, porque los acontecimientos podrían dar giros inesperados. Se dice que no ha habido terceras personas.

Desde el viernes que me escribieron para decírmelo, estoy en un ay. Hace muchos años que dejé de creer en el amor eterno al que cantaba Rocío Dúrcal. De niño ya me traumó que se separan Enrique y Ana, que no eran pareja, ojo, y desde entonces no me he repuesto. Después lo dejaron Romina y Al Bano, que eran el amor con mayúsculas, y la Semana Santa del año pasado Mar Flores con la precisión del bisturí de un cirujano plástico rompía su relación con Javier Merino en Instagram.

No somos nadie. Sin acabar de reponerme de la cancelación de ‘¡Qué tiempo tan feliz¡’, van los Bustamante y se separan. O eso dice Antonio Rossi, a quien yo creo porque no se caracteriza por tirarse a la piscina sin agua. La reacción de Paula, que no lo ha desmentido, y el silencio del ex-albañil más famoso de España me dicen que esta vez sí que sí, que lo dejan. Game Over.

vanessahudgens
Paula y Bustamante han sido objeto de especulaciones en muchas ocasiones. Hace dos años ya se habló de una ruptura que ellos desmintieron. Después se les vio juntos y felices, siguiendo con su vida que fueron ‘retransmitiendo’ en Instagram, red social a la que ambos son muy aficionados.

A Paula la he entrevistado en dos ocasiones y me parece encantadora, ya lo he dicho aquí más veces, pero más desapasionada que su marido. No es tan dada a frases más apropiadas para un bolero de Armando Manzanero que para un titular de prensa. Bustamante, sí. Bustamante, como Fran Rivera, ha sido siempre de los de besar por donde pisa su mujer, de piropearla en condiciones, como debe ser, de echar todo el agua para el sembrado.

El cantante cántabro, que es muy emocional (recordad sus llantos en ‘OT’), se transformó desde que se cruzó en su camino la protagonista de ‘Velvet’. Fue otro. Su epifanía. Incluso su resurrección, porque tuvo una etapa en la que sus pasos no parecían del todo claros.

BODA DE PAULA ECHEVARRIA Y DAVID BUSTAMANTE AD / MP / ©KORPA 22/07/2006 COVADONGA *** Local Caption *** WEEDING TO PAULA ECHEVARRIA AND DAVID BUSTAMANTE
El 22 de julio de 2007 contrajeron matrimonio Paule Echevarría y David Bustamante. Yo mismo estuve en su boda y aquello fue un tumulto. En aquel entonces el cantante era mucho más popular que su mujer, quien ya había despuntado en la serie ‘El comisario’, pero estaba lejos de ser la estrella que es hoy en día.

Han pasado 10 años de su boda, a la que fui para quedarme en la puerta, porque no tuvimos acceso a mucho más, y ambos se han transformado para bien. Se produjo una sinergia que ha sido muy rentable para ambos, no solo en lo económico, sino a nivel personal. Ya digo que son como los Beckham, porque desde que Victoria apareció en la vida del otro David, él comenzó una transformación que hace palidecer a todas las de ‘Cámbiame’. Lo mismo ha pasado con Busta, pero a nivel España.

Ni Paula ni Bustamante van a tener problemas para rehacer su vida, si quieren hacerlo a la manera tradicional, o disfrutar a tope de la soltería, porque candidaturas tienen a espuertas. Ahora les toca gestionar algo más complejo, los caminos divergentes, que a veces están llenos de baches en los que es muy fácil. Vamos, que espero que no acaben como Michael Douglas y Kathleen Turner en ‘La guerra de los Rose’.

 

rihana
En 2002, Bustamante, con Rosa y Bisbal, finalistas los tres de ‘Operación triunfo’. Hasta ahora el cántabro parecía el que tenía más suerte en el amor de los tres. Ahora parece que las cosas han cambiado para él.

Como buenos padres que son y civilizados que parecen, si es cierto que se separan, lo harán de forma limpia y aséptica, hablarán bien el uno del otro y no se pondrán trabas, como no lo han hecho, por poner un ejemplo cercano, David Bisbal y Elena Tablada. Y si decidieran seguir juntos o reconciliarse, yo encantado de que estuvieran juntos toda la vida como lo estuvieron Manolo Escobar y Anita, o Paco Rabal y Asunción Balaguer…

Expectación máxima, os lo digo.