bruce-willis

Talullah Willis, la hija de Demi Moore y Bruce Willis, ha cancelado sus compromisos profesionales para ingresar en un centro de rehabilitación.

La propia Tallulah se había despedido de Twitter el pasado 33 de julio y, según fuentes consultadas por la mencionada revista, sus padres le habían dado ya un ultimatum. Ante la publicación de que ha ingresado en un ‘rehab’, fuentes diferentes han confirmado a People que está recibiendo ayuda.

Los problemas de la joven se remontan a tiempo atrás, cuando se divorciaron sus padres, en 2000. Una antigua compañera del instituto afirma que también le afectó el episodio en el que su madre consumió drogas y tuvo que ser ingresada en un centro de rehabilitación en 2012: «Cuando ingresaron a Demi, dejó de ir a clase durante unos días porque estaba avergonzada«. 

Según fuentes relacionadas con Bruce Willis, si hubiera sabido que su hija tuviera problemas con sustancias hubiera insistido para que buscara ayuda inmediatamente. Gente del entorno de Demi Moore considera que es aún muy joven y que está intentando encontrarse a sí misma.

Talullah ha admitido recientemente que padece dismorfia física, un trastorno que lleva a obsesionarse con el físico, un elemento que también hay que tener en cuenta para hacer un diagnóstico de la situación.