El hijo de la baronesa Thyssen y Blanca Cuesta, después de celebrar el cumpleaños del barón en la Costa Brava con la familia Cuesta, con quienes compartieron parte de sus vacaciones para que los padres de Blanca disfrutasen de sus nietos, han viajado un verano más hasta la isla pitiusa para disfrutar de unas divertidas jornadas marineras junto a sus tres hijos.

Borja Thyssen y Blanca Cuesta, los barones Thyssen en Ibiza

Mientras Borja se daba un baño en el mar, Blanca aprovechó para broncearse en cubierta y lucir tipo bajo el sol.

Se asegura que Carmen Cervera, madre de Borja y suegra de Blanca, también se encuentra en la isla estos días, acompañada por Manolo Segura, padre biológico de Borja. Al parecer el publicista podría estar actuando de puente de entendimiento entre madre e hijo para propiciar un ‘bis a bis’ entre Tita y Borja.

Blanca Cuesta, baronesa Thyssen, en Ibiza

Blanca Cuesta, en plena forma a sus 41 años después de tres maternidades, luce tipo y liga bronce en cubierta.

Ibiza y los jóvenes barones Thyssen, un binomio inseparable del verano, ya que Borja y Blanca son unos enamorados de la isla, donde tuvieron casa y residieron durante unos años de sus vidas, hasta hace 2007 en que se trasladaron a Barcelona… Tiempo después vendieron su impresionante mansión pitiusa.

Borja Thyssen y Blanca Cuesta, los barones Thyssen, en Ibiza

Los barones Thyssen, Borja y Blanca, son dos enamorados de Ibiza y no faltan ningún mes de agosto a su cita con la isla pitiusa. Las excursiones en yate son una de sus actividades irrenunciables durante sus vacaciones ibicencas.

Borja Thyssen, más partidario de los baños de mar y el buceo, pasó la mayor parte del tiempo en el agua, mientras que Blanca optó por unas prolongadas y tranquilas sesiones de bronceado, mientras seguía pendiente a bordo de sus hijos, a quienes atendió en la popa del yate, ocupándose de refrescarles con la ducha y cambiarles de ropa de baño . El pequeño Enzo, de diez meses, fue el centro de atención de la baronesa, Blanca Thyssen, durante su excursión por las dunas próximas a la playa.

Blanca Cuesta y su hijo Enzo Thyssen en Ibiza

Enzo Thyssen Cuesta, de diez meses, es el nuevo miembro de la familia de los jóvenes barones Thyssen. El nieto, AL QUE AÚN NO HA LLEGADO A CONOCER TITA pese a que estuvo en el hospital Ruber de Madrid el día de su nacimiento, es un muñeco para todos. En la foto, el pequeño en brazos de su orgullosa madre, Blanca Cuesta.

Blanca Cuesta sigue volcada de lleno en la tarea creativa como pintora. Después de causar sorpresa general su presentación exponiendo un cuadro en el Centro Cultural Casa de Vacas del Retiro a mediados de 2012, a lo largo de este año ha expuesto su obra, primero seis de sus cuadros se colgaron en Toledo y luego nuevas lienzos en ‘Art Madrid’, en Arco, la gran feria del arte contemporáneo, donde SE DISPARÓ SU COTIZACIÓN: su óleo se vendió por 4.000 euros.

Borja Thyssen, el baron Thyssen, con sus dos hijos mayores, Eric y Sacha  en Ibiza

Borja, con Eric y Sacha, se dispone a abandonar el yate. El barón Thyssen es un padrazo y se siente absolutamente realizado con la familia que ha formado con Blanca Cuesta, la que es su pareja durante quince años, su esposa desde hace casi seis y madre de sus tres hijos. El enfrentamiento frontal entre las dos baronesas Thyssen, Tita y Blanca, dificulta el entendimiento de Borja con Carmen Cervera.

Borja es el mayor admirador de Blanca y quien más la alienta en su nueva tarea creativa que, además está revelándose como un valor sólido para apuntalar la economía familiar. A sus 41 años, con una maravillosa familia a su alrededor, un marido enamorado y triunfando en los ambientes pictóricos, Blanca Cuesta está viendo cumplidos todos sus sueños.

Blanca Cuesta, baronesa Thyssen en un yate en Ibiza

La estilosa baronesa Thyssen cuida al máximo sus looks marineros, siempre en la línea ‘hippy-chic’ que tanto promocionan su amigas Tatiana Santo Domingo y Eugenia Martínez de Irujo.