Hace cuatro años que anunciaron su divorcio, pero Toñi Salazar ha acompañado a su ex Roberto Liaño tras el duro golpe de la muerte de su padre.
Hace cuatro años que anunciaron su divorcio, pero Toñi Salazar ha acompañado a su ex Roberto Liaño tras el duro golpe de la muerte de su padre.

A pesar de que anunciaron su divorcio a mediados del 2013, Toñi Salazar mantiene una buena relación con su ex, el modelo Roberto Liaño. Justo esta semana, el padre del que fuera marido de la cantante falleció, a los 75 años, en Santander. Toñi ha querido mostrar sus respetos a la familia y apoyar al que fuera su marido durante dos años. 

La cantante, miembro del grupo Azúcar Moreno, viajó hasta Santander para acompañar a Roberto en estos momentos tan duros. Estuvo en el Tanatorio el Alisal, donde se encuentran los restos mortales del fallecido. Además, tuvo otro bonito detalle con la familia, pues mandó una corona de flores en señal de duelo. 

La pareja estuvo casada entre febrero de 2011 y la primavera del 2013.
La pareja estuvo casada entre febrero de 2011 y la primavera del 2013.

A pesar de que tuvieron un complicado y muy sonado divorcio, la relación que siempre ha tenido Toñi con la que fuera su familia política fue muy buena. Estuvieron casados desde febrero de 2011 a la primavera de 2013, y ellos mismos, fueron los encargados de anunciar la triste noticia de su ruptura: «De mutuo acuerdo nos divorciamos. Fue maravilloso mientras duró. He sido afortunado de vivir junto a ella una historia de amor maravillosa», escribió por aquel entonces el modelo en su cuenta de Twitter. 

La pareja contrajo matrimonio el 14 de febrero, día de San Valentín, de 2011 en Segovia. A los pocos meses sonaron los primeros rumores de crisis y, tras darse una segunda oportunidad, pusieron fin a una historia muy bonita. Ahora, cuatro años más tarde de su sonado divorcio, Toñi Salazar no ha dudado ni un momento en apoyarle y estar con él en estos duros momentos.