Blanca Cuesta, además de ser el centro alrededor del que gira la vida familiar, siempre pendiente de su marido y sus pequeños, es el mayor atractivo para los fotógrafos que siguen a los jóvenes barones Thyssen durante sus vacaciones: a sus 41 años, sigue luciendo un tipazo espectacular que su inagotable colección de bikinis le permite realzar con un toque de moda.

Blanca Cuesta y su hijo Sacha en Ibiza

La baronesa Blanca Thyssen, con su hijo mayor, Sacha, que como sus padres también es aficionado a los tatuajes. 

La feliz pareja, Borja Thyssen y Blanca Cuesta, no renuncia a las las aguas de este rincón del Mediterráneo en el ecuador del verano para sus vacaciones. Si el año pasado su veraneo estuvo condicionado por la dulce espera de Enzo, que nacería en Madrid dos meses después, en esta ocasión es el bebé el centro de la atención y los mimos de todos en la casa.
Enzo Thyssen Cuesta es un bebé de diez meses, sonriente y encantador al que AÚN NO HA PODIDO CONOCER SU ABUELA PATERNA, la baronesa Tita Thyssen, que tampoco ha tenido relación alguna con su hermano Eric, que ha cumplido tres años este mismo mes, y dejó de ver a su nieto Sacha, de cinco, desde que el niño celebró su primer cumpleaños en Barcelona, una fiesta a la que sí asistió la baronesa Tita. Este fue el último evento familiar en el que participó Carmen Cervera.

Borja y Blanca Thyssen con sus hijos Enzo, Eric y Sacha en Ibiza

La familia al completo, regresando al yate después de realizar una excursión a una tranquila y poco frecuentada cala. Hace cuatro años y medio que Tita Thyssen está desterrada de las celebraciones familiares. No estuvo en los cumpleaños de Eric y Borja en agosto, ni conoce todavía a sus dos nietos pequeños.

Blanca Cuesta y Borja Thyssen, son una pareja de permanente actualidad. Tienen fijada su residencia en Madrid, en la selecta urbanización La Finca, donde tienen de vecinos a lo más granado de la plantilla futbolística del Real Madrid.  

Borja Thyssen y Blanca Cuesta en IbizaLos barones Thyssen con un miembro de la tripulación del yate, antes de marcharse en una zodiac que condujo el hijo de la baronesa Tita Thyssen, sigue luciendo un look cuidado: mantiene controlado su peso, después de perder 20 kilos, y continua llevando una larga barba.

El día 15 de agosto, festividad de las vírgenes en España y fecha con mayor concentración de bañistas en las playas, los barones Thyssen optaron por embarcar en yate para pasar el día con sus hijos en alta mar y hacer excursiones a tierra con los niños en lugares paradisíacos y no masificados por la afluencia masiva de turistas.

Blanca Cuesta y sus hijos Sacha, Eric y Enzo en Ibiza

La baronesa Blanca Thyssen, exponente del estilo ‘hippy chic’ con sus tres hijos: Sacha, Eric y Enzo, en brazos de su nany.

Los barones Thyssen parecen estar pasando por un feliz momento en sus vidas y disfrutan al máximo estas primeras vacaciones como familia numerosa. Tan encantados se les ve con sus niños que, aunque ellos no se pronuncian al respecto, no sería de extrañar que Blanca y Borja se decidiesen a aumentar la familia sin dejar pasar demasiado tiempo.

Blanca Cuesta y sus hijos Sacha y Eric en Ibiza

Una madraza, Blanca Cuesta estuvo pendiente de los baños de su hijo Sacha, acompañado por una amiguita, a la que vemos junto a la joven baronesa Thyssen.

Aunque Tita Thyssen ha viajado a Ibiza con Manolo Segura, padre biológico de Borja, y se encuentre en la isla en estas mismas fechas buscando un encuentro familiar, los jóvenes barones y sus hijos todavía no se han visto las caras con la matriarca del clan Thyssen.

Blanca Cuesta y su hijo Enzo en Ibiza

En la foto Blanca Cuesta con el pequeño Enzo, a quien aún no conoce Tita aunque FUE AL HOSPITAL RUBER DE MADRID a las pocas horas de su nacimiento.

Todos los esfuerzos por restablecer la paz entre Tita Cervera y Blanca Cuesta han resultado infructuosos hasta el momento. Las dos baronesas Thyssen viven vidas separadas, aunque tengan en común a Borja y los niños. 

Blanca Cuesta en Ibiza

Blanca Cuesta, una triunfadora pintora en el mercado de arte actual, da la espalda a polémicas y LITIGIOS FAMILIARES y sigue viviendo su vida felizmente junto a Borja y sus tres hijos.