El gesto premonitorio de Blanca Fernández Ochoa antes de irse a La Peñota

Todos esperábamos un final diferente tras la desaparición de Blanca Fernández Ochoa. Su cuerpo fue encontrado sin vida este miércoles sobre las 13.00 horas por un Guardia Civil, que no se encontraba de servicio, y su perra Xexa, también del Dispositivo especial canino. Pero, hay un misterioso gesto que hizo la esquiadora antes de subir a La Peñota, el lugar donde perdió la vida.

El último día que fue vista con vida fue el 24 de agosto

Según un vecino de Cercedilla, que se cruzó con Blanca antes de que esta subiera a la montaña el pasado día 24, la vio cerca de la estatua de su hermano Paquito, a la que besó y después se santiguó antes de subir a la montaña, tal y como ha contado la última persona que le vio con vida. Estuvo hablando con ella y la esquiadora le confirmó que se iba a la montaña, aunque le sorprendió que no llevase mochila.

Esta estatua se erigió en Cercedilla en 2006 poco antes de la muerte del medallista olímpico, que aparece con los brazos en alto celebrando un título. Paquito y Blanca estaban muy unidos y, tras el fallecimiento de su hermano en 2006 tras una batalla contra el cáncer, ella se quedó muy dolida y nunca llegó a recuperarse completamente de esa pérdida.

Estaba muy unida a todos sus hermanos, en especial a Paquito

De hecho, realmente todos los hermanos estaban muy unidos. Vivieron el dolor de perder al primer hermano, y ahora están pasando otra vez por lo mismo. Un trágico final después de tres días intensos de búsqueda, que ni los dispositivos ni los voluntarios esperaban. 

Ahora, solo queda esperar los resultados de la autopsia que determinará la causa y la fecha en la que falleció Blanca Fernández Ochoa. Serán en las próximas horas cuando se desvelen todas las incógnitas sobre la triste noticia que ha paralizado a toda España. Una España que hoy llora la muerte de la esquiadora.