«Todos los que tenemos niños tenemos más consciencia del trabajo de estas asociaciones, así que aunque sea poquito tenemos que ayudar», nos dijo Blanca Cuesta a propósito de esta fundación que se dedica a ayudar a niños enfermos crónicos o situaciones clínicas complicadas.

«Ser madre te sensibiliza de una manera especial, hay que colaborar ejemplo y decirle a los demás que por muy poquito que hagamos todos podemos ayudar», añadió. «Estos valores trato de inculcárselo a mis hijos.

blanca
Blanca Cuesta quiso apoyar a la fundación Pequeño Deseo con su presencia.

Debemos recordar que Blanca y Borja Thyssen son padres de cuatro niños, Sacha, de siete años, Eric, de cinco, Enzo de tres y Kala, que cumplirá un año en noviembre, así que le preguntamos como se organiza, a lo que nos respondió, muy sonriente. «Justo antes de llegar aquí les he estado bañando».

En cuanto a ampliar la familia…. «Cuatro hijos está muy bien, prestar atención a todos es complicado. Cada uno tiene una personalidad distinta».

Ahora la mayor preocupación de Blanca Cuesta es que su marido se restablezca completamente de la neumonía que le llevó a ser hospitalizado recientemente: «Como sabéis está malito y se está recuperando, pero bueno… Ya está mucho mejor«.

Hay que señalar que Blanca estudió auxiliar de enfermería en la Escuela Universitaria de Enfermería de la Cruz Roja-Terrassa a finales de la decáda de los 90, y Educación Infantil en la facultad de Ciencias de la Educación de Bellaterra. La pregunta era inevitable: ¿Eres buena enfermera? Muy divertida, nos contestó: «Yo, muy buena».

blanca1
Blanca lució tipazo un año después de dar a luz por cuarta vez.