Bélgica celebra su gran día

Los príncipes, a la salida de la catedral tras asistir al oficio religioso.

La princesa Matilde, impecable como siempre, no renunció a los guantes.

Los reyes, Alberto y Paola, muy felices tras reunir a la familia al completo.