La colaboradora ha vendido, por fin, la casa de Toño Sanchís. Y está satisfecha de haberse librado de ella: «Estoy súper feliz».


Después de largos años de lucha judicial contra Toño Sanchís, Belén Esteban ha logrado vender la casa de Toño Sanchís. Una casa situada en Villanueva del Pardillo y que durante años fue propiedad de su ex mánager. La compró en el año 2015, después de una compleja guerra en los juzgados, y ha invertido cerca de 50.000 euros para poder arreglar los desperfectos que tenía y dejarla lista para su compraventa.

«Tengo que deciros a todos que he venido la casa y estoy liberada porque todo era venga y venga y ya… Tengo que dar las gracias a mi familia y sobre todo a mi marido. Quiero nombrar al que está siempre a mi lado», ha señalado la colaboradora en ‘Sálvame’. «Tanto mi marido y yo estamos muy contentos y quería compartirlo con toda España».

Las fotos de la antigua casa de Toño Sanchís, en SEMANA

© SEMANA

Visiblemente feliz, Belén ha querido compartir su alegría con sus compañeros: «Hoy quien se quiera quedar estáis invitados por mí». Y ha añadido que quien se ha alegrado más de esta venta ha sido su progenitora. «Mi madre… imagínate cómo está porque de cómo empecé a como estaba doy gracias a Dios».

La colaboradora hacía referencia al estado lamentable en el que se encontraba la vivienda después de hacerse con ella. Unas fotos que publicó SEMANA en exclusiva y que muestra ncómo Sanchís dejó todo patas arriba: el suelo y las paredes llenas de basura, cables arrancados, enseres en mal estado, el jardín com importantes destrozos…

Tras meses de reforma, de la que se ha encargado «el marido de mi amiga Tina», Belén por fin se ha quitado de encima un chalet que para ella ha supuesto una auténtica pesadilla. Su única intención al adquirirla era venderla y poder ganar más dinero con su posterior venta. Y, así, recuperar parte de la millonaria deuda que Sanchís había contraído con ella.

«La verdad es que la dejé preciosa»

© SEMANA

Belén ha recordado en ‘Sálvame’ que cuando entró por primera vez en la vivienda y vio en qué estado se encontraba se echó las manos en la cabeza. «Pensé: ya verás para vender la casa, pero he tenido muchísima suerte», ha admitido. «Se arregló, lo arreglé todo… La verdad es que la dejé preciosa», ha añadido, con una sonrisa de oreja a oreja.

«He firmado un contrato de arras»

© SEMANA

La de Paracuellos del Jarama aún no ha firmado la compraventa del chalet ante notario. De momento ha llegado a un acuerdo previo a su adquisición definitiva. «He firmado un contrato de arras», ha detallado.»Estoy muy contenta y súper feliz.

«Este señor todavía me debe 357.000 euros»

La ex de Jesulín ha aclarado que su lucha en los tribunales aún no ha terminado. «Este señor todavía me debe 357.000 euros pero los juzgados están parados por el Covid».