La de Paracuellos viajará a la isla de La Graciosa para acompañar a su amiga en su gran día. Lo hará en solitario, ya que su marido, Miguel Marcos, no podrá acompañarla.


Dentro de apenas unos días, Anabel Pantoja dará el ‘sí, quiero’ a su novio, Omar Sánchez , en la isla de La Graciosa. A la boda, que se celebrará a orillas del mar, en la playa, asistirá solo un reducido grupo de amigos de la sevillana. Entre los elegidos que serán testigos del enlace se encuentran Raquel Bollo, gran amiga de la sobrina de Isabel Pantoja. De la isla de invitados llama especialmente la atención que Belén Esteban sea la única colaboradora de ‘Sálvame‘ que podrá presenciar la ceremonia.

Como bien se sabe, la de Paracuellos es una de las mejores amigas de Anabel. Y aunque su relación estuvo en la cuerda floja a raíz de sus encontronazos con el tema de sus polémicas colecciones de joyas, lo cierto es que ambas han logrado superar sus diferencias y siguen siendo inseparables. La madrileña tiene muchas ganas de tomar un avión rumbo a las Canarias para acompañar a su compañera en su gran día.

Uno de los directores de ‘Sálvame’ asistirá al enlace

Eso sí, no podrá volar sola. Su marido, Miguel Marcos, no podrá acompañarla. Su pareja, que trabaja como conductor de ambulancia en Madrid, no ha conseguido los días libres suficientes para poder trasladarse al archipiélago canario, por lo que Belén festejará en solitario a la que promete ser el bodorrio del año. Una jornada en la que estará presente otro miembro del ‘staff’ de ‘Sálvame’: uno de los directores del programa.

Otro de los grandes secretos de la boda de Anabel Pantoja es la ropa que llevará la novia. La protagonista aún no ha desvelado cómo irá vestida. Pero Belén Esteban sí ha adelantado ya que lucirá un diseño de Virginia Abzueta, modista española que suele crear vestidos espectaculares para un gran número de mujeres conocidas del espectáculo y la televisión.

Anabel Pantoja y Omar Sánchez se hospedan en un sencillo apartamento en La Graciosa

Mientras llega el esperado día, Anabel Pantoja se encuentra ya en La Graciosa, donde se hospeda en un sencillo apartamento. Un lugar confortable que cuenta con un dormitorio, un sofá cama, un pequeño baño y una cocina americana, según reza la descripción del alojamiento. Un espacio próximo al lugar de la boda que cuesta solo 70 euros la noche y en el que ultima los preparativos de la fiesta en la playa. Será la próxima semana cuando se vista de novia ante su círculo más íntimo y deslumbre, seguramente, con un vestido que acentúe su silueta y realce su belleza.