Emocionada, la colaboradora ha recordado que lloró al ver a la presentadora dar las Campanadas: «Me emocioné muchísimo verla con la fortaleza que tuvo».


Este lunes, Belén Esteban se ha emocionado al hablar ante las cámaras de ‘Sálvame’. La colaboradora ha lanzado sendos mensajes de apoyo a Ana Obregón y Mila Ximénez. También ha recordado a su madre, a quien lleva mucho tiempo sin ver por culpa de la pandemia.

La emoción de Belén al hablar de Ana Obregón

De Obregón comentaba, emocionada, que ésta «pregunta por toda mi familia» y que le encantó verla presentar las Campanadas en Televisión Española. Me emocioné muchísimo verla con la fortaleza que tuvo sin olvidarse de nadie. Lloré porque me emocioné», decía.  «Lo peor que te puede pasar es que se vaya tu hijo, pero ella lo dijo muy bien. A la gente que falta y te hace recordar. Le mando un beso. Te vi guapísima. Me alegro verte en las Campanadas y me gustaría volverte a ver».

La madrileña recordaba que cuando Aless Lequio estaba enfermo, las enfermeras del hospital en el que estaba ingresado le confesaron que Ana «como cualquier madre, nos dio una lección de vida». Carlota Corredera apuntaba que tras haber vivido «este año de mierda allí estaba intentando transmitir esperanza para todo el país».

Telecinco

«Han sido unas navidades raras», añadía Belén con la voz entrecortada. «Ha estado mucha gente sola pero esto va para mejor y lo que no hemos celebrado y a los familiares que no hemos visto dentro de poco nos veremos muy pronto. Ya no queda nada». Sin hacer mención explícita a su madre, Belén recordaba a su progenitora, que vive en Benidorm y con la que no se ha podido reunir durante las fiestas.

GTRES

A continuación se dirigía a su compañera para darle ánimo: «Mila, que ya no nos queda nada. Nos queda un empujoncito. Ya queda poquito y hay que confiar. Lo que no hemos celebrado ya lo celebraremos. Vamos a hacer una fiesta por todo lo alto en Kapital: la fiesta de la vida». A medida que avanzaba su discurso, la colaboradora se iba emocionando más. La sevillana, que estas Navidades no ha podido reunirse con su hija, le respondía: Y es que su compañera, que no ha podido pasar la Navidad con su hija Alba y sus nietos, ha decidido no celebrarla: “He dormido cuatro días, para mí no ha sido Navidad, he visto una serie y solo quiero que pasen los días”.

© Redes sociales.

Belén ha reconocido que le está resultando muy difícil no poder ver a su madre y que lo único que le consuela ahora es saber que ya hay una vacuna y que «todo esto pasará pronto».