La colaboradora, que ha engordado 5,700 kilos tras sus vacaciones, no está nada contenta con sus centímetros de más: «Estoy gordita».


Esta semana, Belén Esteban se ha incorporado al trabajo después de unas merecidas vacaciones en Tenerife junto a su marido, Miguel Marcos, cuyas imágenes publicaba en exclusiva SEMANA. A su regreso de sus días de descanso, la colaboradora revelaba que había comido como si no hubiera un mañana… Sin entrar en exageraciones: se había dejado llevar por los placeres del paladar.

El resultado de tantos días de ocio alejada de su casa de Paracuellos del Jarama han tenido una fatal consecuencia en el contorno de su cintura. Ahora es un pelín más ancho que de costumbre. Y es que la ‘princesa del pueblo’ ha cogido unos kilos de más. Sí, como todos los mortales, ella también engorda tras las vacaciones…

«Estoy como una bola»

Ella misma ha revelado esta semana cuánto ha aumentado. «He engordado 5,700 kilos. Estoy como una bola. Tengo más barriga que cabeza», bromeaba hace unos días. Y es que este verano en las Canarias ha vivido una experiencia única. Ha disfrutado de travesías en el mar viendo cómo saltaban los delfines a la superficie en aguas del Atlántico. «Es la primera vez que he desconectado de todo», ha confesado.

«Me veo con unos kilitos y estoy gordita»

Esta tarde en ‘Sálvame’, Jorge Javier Vázquez la notaba algo incómoda en su sillón y le preguntaba si le pasaba algo. «No, estoy muy bien», respondía. La madrileña entendía que el presentador estaba bromeando, pero minutos después se levantó de su asiento para mostrar su enfado con Alberto Díaz, el director del programa. «Alberto, solo me falta parirte para conocerte», le recriminaba. Finalmente confesaba en directo el motivo por el que estaba inquieta: no se ve bien: «Me veo con unos kilitos de más. Me veo en la tele y la verdad es que… He comido y estoy gordita… 

«Pero ¿estás bien?», quiso saber el presentador. «¡Estoy perfecta!», le espetaba su compañera. El catalán intentaba meter el dedo en la llaga: «Belén, una cosa: ¿Tu cuerpo va bien?», se cachondeaba. «Mi cuerpo va fenomenal», zanjaba la colaboradora. «Estoy fenomenal, ¿no me veis?».

La ex de Jesulín de Ubrique no dejaba de ver su imagen en uno de los monitores para comprobar que, en efecto, su rostro se ve un poco más rellenito que antes del verano: «He cogido unos kilos y estoy preocupada porque se me ve en la tele la cara muy…», se quejaba.