Ha sido, sin duda, su semana crítica. El pasado jueves Belén Esteban estuvo a punto de salir de la casa de Gran Hermano VIP. Un cambio radical, a última hora, de los porcentajes en las votaciones hizo que la de Paracuellos permaneciera en la casa de Gran Hermano. Pero este cambio también encendió las redes sociales… y los platós de Tele 5, que desde ese momento casi no han hablado de otra cosa.

Cuando todo parecía indicar que Belén Esteban saldría de la casa, y hasta su hija, Andreíta, estaba en el plató para recibirla, este giro en las votaciones hizo que los ánimos se encendieran. Ya en el mismo plató los abucheos y los gritos de «¡tongo, tongo!» encendieron al personal. Ella misma tuvo que defenderse y volvió a ejercer de princesa del pueblo para intentar recuperar un trono que parecía empezar a tambalearse.

El el plató, sus propios compañeros se han dividido: unos la defienden (Kiko Hernández, por ejemplo, a muerte: «La audiencia valoró a un concursante que da juego») y otros critican abiertamente su modo de comportarse en la casa. Mila Ximénez es una de ellas y, sobre sus palabras contra el público que la abucheó, asegura  «Me parece una falta de respeto», o Lydia Lozano, «La votaron para castigarla». Hasta el propio Jorge Javier Vázquez no es indiferente. Hace unas semanas nos contaba a Semana.es en una entrevista que ve a una Belén diferente a la que él conoce.

Belén Esteban

Belén Esteban tiene que demostrar que sigue siendo la princesa del pueblo. El pasado jueves ganó su primera batalla. Pero la guerra continúa… Y Olvido Hormigos está fuera buscando apoyos para su causa…

El caso es que, como ya hemos dicho, desde el jueves en Tele 5 no se habla de otra cosa y las redes sociales están que arden. Anoche, el plató de Sálvame DeLuxe fue una olla a presión . Hay que estar atentos, pues estas semanas son clave para ver si  Belén Esteban sigue siendo la princesa del pueblo, una una princesa destronada. Fuera de la casa de Gran Hermano VIP, mujeres como Olvido Hormigos están deseando ocupar su trono… Y Belén ya no cuenta con tantos apoyos entre sus colaboradores y… ¿amigos?