El pasado 31 de agosto, Terelu Campos cumplía 57 años y lo ha celebrado con varias fiestas, que han acaparado varios titulares. Su primera celebración tuvo lugar con su círculo más íntimo donde fuimos testigos de la monumental bronca de su hija, Alejandra Rubio, con su novio, Carlos Agüera. En la segunda, ha reunido a sus amigos y familiares en un conocido restaurante de Madrid. Entre los invitados estaban Kiko Matamoros y su pareja, Marta López Álamo. Sin embargo, hubieron muchas ausencias. Entre ellas la de Belén Esteban. En su regreso al trabajo tras casi cinco meses de baja por culpa de la fatídica caída que sufrió emulando una prueba de ‘Supervivientes’, Belén Esteban ha confesado el malestar que tiene con su amiga al no haber sido incluida en la lista de invitados en ninguna de las dos fiestas que ha celebrado por su cumpleaños.

Según Terelu Campos, no iba a invitar a ninguno de sus compañeros para no crear malestar en el plató y que unos se sintieran discriminados. Sin embargo, Belén Esteban asegura que ella no se siente únicamente como compañera de Terelu, sino como su amiga. Por este motivo, ha asegurado que no se esperaba el desplante que su amiga le ha hecho por su 57 cumpleaños y que ella había esperado la invitación para estar junto a ella en un día tan especial. Una invitación que nunca llegó. La de Paracuellos del Jarama no estaba entre los invitados en ninguna de las fiestas que la hija de María Teresa Campos celebró. Un gesto feo que no sentó nada bien a Belén, quien ha pasado unos meses muy complicados a causa de la fractura de tibia y peroné que se realizó y que en ese momento no se ha sentido arropada por su amiga.

¿Cuándo se fracturó Belén Esteban la tibia y el peroné?

Belén Esteban sufrió una aparatosa caída en el plató de 'Sálvame' el pasado 25 de abril.